Quantcast

Podemos se suma a la moda y también saca canción pop-rock de campaña

Unidas Podemos divulgó este lunes una canción pop-rock para apoyar su campaña electoral, igual que Más País lanzó el viernes una versión de Los Suaves que luego retiró por falta de permiso del autor, Yosi Domínguez. El estribillo de la de la candidatura de Pablo Iglesias se presenta como “la revancha de los sueños rotos”.

Según informó Podemos, la canción, ‘Se puede’, de casi 4 minutos de duración, es una versión adaptada para la campaña por su autor, Lülu, que la ha cedido y, para grabarla, ha reunido como colaboradores a Juankar (vocalista de la banda Boikot), Fernando Madina (vocalista de Reincidentes), las vocalistas Marta de la Aldea, Sara Yubero, Noe Manzaneque y Yoli Gómez, Grass (batería de Boikot) y Joseba (bajista de la banda Sugarless y Sindicato del Crimen). El Nega, uno de los miembros de los Chikos del Maíz, aporta un fragmento de rap de autoría propia.

La primera estrofa desarrolla: “Dicen que han llegado/ ecos de un pasado/ que aplastó la libertad; dicen que es lo mismo,/ que ha vuelto el fascismo,/ golpe en el costado de la igualdad. / Vuelven con machismo,/ vuelven con racismo,/ homofobia y crueldad./ Dicen que han llegado,/ nunca se han marchado/.

El estribillo proclama: “Somos la revancha de los sueños rotos,/ pueblos levantados, corazón y arrojo/ persiguiendo la igualdad social./ Salta ya a la calle y grita como un loco,/ si esta democracia a ti te sabe a poco,/ únete que somos muchos más”.

La segunda estrofa invoca: “Si lo has pensado/ y lo tienes claro, / algo tiene que cambiar./ Si ya te has cansado/ de sentirte a un lado,/ juntas nos haremos escuchar. Por los desahuciados,/ los discriminados,/ por la gentes sin hogar./ Por los refugiados,/ por nuestros ancianos”. Y vuelve el estribillo: “Somos la revancha delos sueños rotos…”

Aquí entra la parte de rap, que enumera: “Por el que reparte en bici, por la trans, por los taxistas, por los estibadores, levanta el puño que no pasarán. Por los sanitarios y los profesores, por los desheredados, por el clima, por la biosfera, por el que duerme en un CIE, por el parado, por la que dobla el lomo fregando escaleras, por la keli, por la madre soltera, por el que muere en aguas del Mediterráneo, por el jubilado, la librera, por el que sube todos los días a un andamio, por la primavera que vendrá, por las que ya no están, queremos pan pero también queremos rosas, levanta el puño, por los que buscan dignidad en una fosa”.

Finalmente, la canción arenga: “Unidas que les duele / porque saben que se puede. / Unidas de nuevo, pues claro que podemos”. Estas dos invocaciones, “saben que se puede” y “podemos”, se vuelven a oír sucesivamente mientras se repite el estribillo de “Somos la revancha de los sueños rotos”.

(SERVIMEDIA)