Quantcast

Un preso que realizaba labores comunitarias en un zoo fue pillado alimentando a los cocodrilos con iguanas que cogía del recinto

Un preso del estado de Florida (Estados Unidos) fue sorprendido cuando alimentaba a los cocodrilos del zoo donde realizaba trabajos comunitarios lanzándoles iguanas que cogía de un recinto contiguo. Cuando presenciaron los hechos, otros presos dieron el ‘chivatazo’ al responsable de los reclusos.

Jason Aaron Gibson, un ladrón de coches de 40 años, había sido premiado con el  «privilegio» de trabajar fuera de los muros de la prisión donde estaba recluido cuando, junto con otros presos, fue seleccionado para realizar labores en el zoológico de mascotas de Stock Island, declararon los funcionarios de la Oficina del Shérif del condado de Monroe al ‘Miami Herald’.

Monroe County Sheriff’s Office

Cuando estaban realizando sus labores, el resto de presos observó con «pasmo y angustia» cómo Gibson arrojaba varias iguanas a un cocodrilo para alimentarle.

«Estaba tan orgullosa de ellos por dar un paso adelante», dijo al Jeanne Selander, una empleada de la cárcel que dirigía las tareas en el zoo.»Simplemente no podían aceptalo. Realmente les importaba», comentó en referencia al resto de reclusos. «Todavía estoy atónita. He trabajado aquí durante 13 años y nunca nadie le había hecho daño a los animales», explicó.

Gibson admitió los hechos y alegó que las iguanas eran una «molestia» que «aterroriza a los otros animales» en el zoo, según consta en el informe policial, recogido por el citado medio.

El preso ha sido acusado de crueldad animal con resultado de muerte.