Quantcast

Análisis Medievil Remake – El héroe de Gallowmere está más vivo que nunca

Los pilares de los juegos de plataformas los pusieron tres juegos: Crash Bandicoot, Spyro The Dragon y Medievil. De los dos primeros ya tenemos unos geniales remakes y faltaba por llegar el de nuestra calaverita favorita: Sir Daniel Fortesque. Un homenaje a un fantástico juego lleno de humor y de momentos divertidos que ha sido hecho de nuevo respetando al original en un fabuloso trabajo de Other Ocean Interactive y disponible únicamente para jugarlo en Playstation 4.

Para el que no conozca la historia de Medievil, contaremos básicamente de qué trata. Hace 100 años, el mago Zarok y sus demonios intentaron conquistar la tierra de Gallowmere pero cuenta la leyenda que el héroe de Gallowmere acabó con él antes de morir. En realidad la historia es bien distintas y fue Sir Daniel Fortesque, el famoso héroe, el primero que cayó en la batalla atravesado por una flecha. Cientos de años después Zarok vuelve a Gallowmere con la intención de nuevo de conquistar este mundo y para ello utiliza un sortilegio que hace que los muertos se levanten para ayudarle en su tarea. Pero este plan tiene un punto débil y es que Sir Daniel también vuelve a la vida. El héroe Fortesque tiene a partir de entonces una segunda oportunidad para acabar con Zarok y convertirse realmente en el Héroe de Gallowmere con todos sus méritos.

A partir de aquí nos levantamos en nuestra cripta y comenzaremos a avanzar por diversos niveles a lo largo de la tierra de Gallowmere en busca del malvado Zarok. Volveremos a recorrer los niveles épicos del cementerio, pasaremos por los campos de espantapájaros, visitaremos de nuevo el asilo o la ciénaga de los muertos entre otros muchos niveles que ofrecía la aventura original. Todos ellos están diseñados de nuevo como eran pero con los pertinentes cambios gráficos. Medievil tenía la particularidad de tener muchísima variedad en todas sus fases y eso es uno de los puntos buenos del juego. Recorreremos muchos lugares diferentes y no todo serán dar golpes a diestro y siniestro.

En Medievil volveremos a recorrer y explorar los escenarios para encontrar todos los secretos escondidos en cofres, pero además necesitaremos resolver los puzzles que se nos ponen por delante para seguir avanzando o deberemos encontrar las gemas adecuadas para abrir puertas. Los acertijos que se nos ponen siguen siendo geniales y divertirán mucho a toda la familia. También podremos luchar con el sistema de golpeo que sigue estando intacto a como era aunque tiene varias novedades como son la posibilidad de ponernos dos armas, una principal y una secundaria entre las que cambiar con un simple toque de botón y también la movilidad de Sir Daniel se ha retocado un poco para tener más control sobre el personaje.

Eso sí, a la hora de luchar el combate no es demasiado fino. En el juego original tampoco lo era, pero no hubiera estado de más darle un retoque en este Remake para hacerlo mejor, así pues habrá golpes que sean imparables por parte de los enemigos y sufriremos daño o no les golpearemos bien debido a la cámara. Son cositas que se arrastran del original y que realmente con poco trabajo se hubieran podido retocar. Tampoco es que hagan fracasar al juego en este sentido, porque Medievil sigue siendo igual de divertido, pero si que afean un poco el resultado y hacen que no sea un juego perfecto. Aún así, a pesar de que nos dañen o nos rompan el escudo, Medievil estaba pensado para todos los públicos y Medievil Remake sigue esta máxima, así que no sufriremos más de lo necesario ya que tenemos bastantes posibilidades a lo largo de los niveles de curarnos y esto supone que el juego tiene una dificultad bastante ajustada para todos.

A pesar de que el juego es un remake exactamente igual en todas sus fases al de hace 21 años, Other Oceans ha introducido desafíos en cada fase para extender algo más la durabilidad del juego. Primeramente tenemos los coleccionables que en entre fases, si hemos rellenado el cáliz con almas, nos otorgará un bonus o arma nueva. Pero hay un nuevo reto que se desbloquea prácticamente llegando al final del juego en el que en cada fase un fantasma nos pedirá que realicemos su último deseo que será ir a un lugar externo a la fase que estemos jugando y realizar un desafío. No siempre estará claro el lugar al que nos manda y los desafíos son bastante variados y la jugosa recompensa final si los realizamos todos merece mucho la pena. Pero deberéis averiguar vosotros por vuestra cuenta qué es. Os animamos a hacerlo porque realmente os veréis justamente recompensados.

A nivel gráfico Medievil Remake se ha actualizado a los que se vería en un juego publicado a día de hoy, aunque tampoco se ha trabajado demasiado mucho más de modelados ni de iluminación. Podríamos reiterar que literalmente se ha actualizado. Quizás la gente de Other Oceans podría haber retocado algunas texturas para no dejarlas en su forma tan básica, podrían haber jugado con las luces, que con la potencia de Playstation Pro era muy adecuado, pero tampoco nos quejaremos porque el resultado del juego es muy pintón. Corre fluido en la consola aunque en algunos momentos la tasa de fotogramas por segundo se ve ralentizada. El estilo artístico es impecable y sigue siendo tan bonito como era hace 20 años.

A nivel sonoro no tenemos queja en absoluto. Se han rehecho e instrumentalizado los temas clásicos y todo suena genial. Es un placer el escuchar una banda sonora tan buena así como sus efectos y su exquisito doblaje al español que nos ha dejado muy satisfechos. Muchas otras compañías podrían aprender de lo que hace Sony en este aspecto.

Medievil Remake está en nuestro corazoncito como uno de esos juegos a los que tenemos tantísimo cariño que ni a pesar de que no es una aventura perfecta en su parte jugable y tiene algunos bugs menores que se pulirán con actualizaciones, nos ha encantado y la rejugaremos varias veces. Es un golpe de nostalgia de esas aventuras en 3D cuando éramos niños para los adultos de ahora y es una gran manera de enseñar a los más pequeños que no solo los juegos de ahora son de gran calidad, que hace 20 años se hacían cosas tan buenas como esta. Con todos sus aciertos y con sus pequeños fallos, Medievil Remake es una gran aventura que es digna de estar en vuestra estantería si disponéis de una Playstation 4. Es un imprescindible. Un clásico con traje nuevo.