Quantcast

Entramos en el horario de invierno: ¿cuándo debemos cambiar la hora?

-

Durante la madrugada del próximo sábado 26 de octubre los españoles efectuaremos, una vez más, el ya famoso cambio de hora, a las tres serán las dos, para adaptarse al horario de invierno. Y parece ser que será de las últimas veces que lo hagamos. Lo que está claro, es que al retrasar una hora el reloj anochecerá antes, los días serán más cortos y la intensidad luminosa disminuirá y con ello llegarán los temidos síntomas de la depresión estacional o trastornos del sueño.

1
¿QUÉ EFECTOS SENTIMOS?

Está demostrado que las variaciones de la intensidad de luz afectan a nuestro reloj biológico y provoca lo que llamamos depresión estacional. Según los expertos, algunos de los síntomas son: falta de energíadisminución de la motivacióntorpeza físicaaumento del apetito (en especial de carbohidratos y dulces), cansancio excesivoirritabilidadfalta de libido o trastornos del sueño que provocan desajustes en nuestro organismo alterando nuestro ritmo de vida.

La disminución de las horas de luz, debido a este cambio de hora, da lugar también a cambios hormonales, entre los que destaca el aumento de producción de melatonina durante el día. La melatonina es una hormona producida en la glándula pineal, situada en el cerebro, que participa en numerosos procesos celulares y neurofisiológicos. Se sintetiza y segrega en función de la cantidad de luz que recibimos. La falta de luz provoca que la concentración de melatonina sea mayor durante esta época del año. Por norma general, la falta de esta hormona produce insomnio, mientras que su aumento produce somnolencia. Por este motivo, parece que tenemos la necesidad de querer quedarnos todo el día en casa y no hacer ningún plan, la también llamada “inactividad estacional”. A esto hay que sumarle que el aumento de melatonina, reduce los niveles de serotonina, fundamental en la regulación del estado anímico.

Atrás