Quantcast

Los exprimeros Ministros de Cabo Verde y Ex-presidente de Canarias reflexionan acerca del futuro de la Macaronesia

Los exprimeros ministros de Cabo Verde y Canarias, José Maria Nieves (2001-2016) y Ex-presidente Paulino Rivero (2007-2015), mantuvieron hoy, 7 de octubre, un debate acerca del futuro de la Macaronesia dentro del contexto del Campus Global que celebran las universidades de la Laguna y Cabo Verde durante toda la semana en Praia. Al encuentro acudieron las dos rectoras y también la embajadora de España en el país africano.

Los dos ponentes fueron impulsores de la idea de la Unión de la Macaronesia, asunto por el cual fueron invitados a reflexionar sobre el devenir de esta región. “Tenemos elementos históricos e institucionales en común y un futuro extraordinariamente importante”, señaló Nieves. “Ha llegado el momento de dar un paso más”, sostuvo Rivero, quien cree que, indiscutiblemente, quien tiene que fomentar la cohesión de esta región debe ser Cabo Verde, dado que estamos frente a un país ante un conjunto de archipiélagos.

Rivero recordó que el estatus especial de región ultraperiférica a esta zona del mundo por parte de la Unión Europea supone un tratamiento específico para estos archipiélagos. “Nos toca seguir construyendo esa realidad. Y nada se podrá hacer si no hay comunicación, incluida la movilidad para permitir una conectividad interior”. Para el exmandatario canario, el primer trabajo es conseguir una movilidad interior dentro del propio Cabo Verde que permita una mayor cohesión y conocimiento entre los isleños de las propias islas caboverdianas.

Relató que las matemáticas parlamentarias permitieron que Canarias ganara la batalla de las subvenciones al transporte, a cambio del voto favorable a determinadas iniciativas. En el caso de Cabo Verde, se hace preciso que la UE financie la accesibilidad entre las islas del país, lo que para Europa apenas se trata de una ínfima cantidad de dinero, sostuvo Rivero. “Esto supondría pasar del romanticismo a los hechos”.

Por su parte, Nieves agregó que con los fondos Interreg la cooperación entre los dos archipiélagos se ha ido incrementando, generando una complicidad que no tuvieron con los otros archipiélagos vecinos. Nieves señaló que en Rivero siempre encontró un “entusiasta colaborador” y también apuntó que, mientras los territorios de ultramar franceses apenas cuentan con capacidad de acción, las regiones macaronésicas gozan de mayor autonomía.

La constitución de la Unión de la Macaronesia en 2007 fue inteligentemente creada por la Unión Europea, temerosa de que otras regiones ultraperiféricas pudieran verse minusvaloradas, recordó Rivero. “Creo que no hemos valorado la importancia de estas regiones”, sostuvo sobre cuatro territorios que, si bien cuantitativamente resultan insignificantes con apenas tres millones y medio de habitantes, “sí lo son cualitativamente, debido al enclave geoestratégico en el que nos encontramos”.

Por otro lado, la Unión Europea busca plataformas que sean una referencia para el continente africano de lo que significan los territorios desarrollados. Y, en ese contexto, Cabo Verde juega un papel determinante frente a su continente vecino como sociedad estructurada y desarrollada, un modelo que puede seguirse.

“No podemos seguir sin un plan de acción con medidas específicas para valorar este entendimiento de pertenencia a una misma región, y eso solo se consigue cuando se aprecia que la sanidad o la educación mejoran estando juntos, por ejemplo”, indicó Paulino Rivero. Su homólogo caboverdiano considera que estamos ante un escenario complejo y apunta que también que no hay otra alternativa. “Tenemos que trabajar los cuatro archipiélagos juntos, con el apoyo de la Unión Europea y de los organismos multilaterales”.

También sería sensato buscar el apoyo de la UE para que apoye la conexión entre Canarias y Cabo Verde, adelantó Nieves. “Tenemos un camino enorme por recorrer para garantizar el crecimiento y la competitividad como región, aunque debemos ir paso a paso en este ambicioso sueño”.

Finalmente, Paulino Rivero señaló que hay que apostar más claramente por la cohesión de la región, que pasa también por fortalecer las relaciones entre Canarias y Cabo Verde, en primer término, para luego expandirlo al resto. “Aunque compartimos cosas con los otros archipiélagos, son diferentes”. Tanto uno como otro indicaron que acciones impulsadas como estas desde las dos universidades son muy destacables. “Hay que propiciar encuentros entre la sociedad civil y el futuro pasa por la suma de intereses en la región. La propia UE está a favor de esta cohesión territorial y, de hecho, las directrices europeas nos animan a avanzar en ese camino de cooperación regional”.