Quantcast

Unidas Podemos readmitirá por sentencia judicial a un exdiputado ‘errejonista’ que ahora es simpatizante de Más País

Unidas Podemos acatará la sentencia de un juzgado madrileño que le obliga a readmitir a su exdiputado Miguel Vila, afin a la corriente errejonista, y éste aceptará la readmisión, según indicó él mismo a Servimedia.

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, afirmó esta mañana en una entrevista en la Cadena Ser recogida por esta agencia: “Acataremos la sentencia judicial”. Poco antes había matizado: “Respetamos esa sentencia, pero es un poco raro que trabaje en un partido político un miembro de otro partido político”.

Vila, que fue portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Control Parlamentario de RTVE en el Congreso entre 2016 y 2019, apoyó a Errejón en la Asamblea de Vistalegre II y actualmente es simpatizante de Más País y figuró en el puesto 32 en las listas de Más Madrid a las elecciones autonómicas de mayo. No obstante, no ocupa de hecho ningún cargo orgánico ni institucional en la formación de Íñigo Errejón.

El exdiputado al que Unidas Podemos debe readmitir por sentencia judicial ayer aseguró a Servimedia que presentó el recurso por despido inapropiado, no por especial interés en volver, sino porque “una cosa es que no tenga intención de volver y otra que no me defienda cuando vulneran mis derechos fundamentales”. Sin embargo, hoy, al conocer que Unidas Podemos acatará la sentencia, anunció a esta agencia que aceptará la readmisión.

El hecho de que el grupo parlamentario acate la sentencia judicial que obliga a la readmisión de Vila y éste la acepte supondría, a efectos prácticos, que, si Unidas Podemos termina despidiéndole de nuevo, tendría que pagarle la correspondiente indemnización por despido que recoge la legislación laboral.

El Juzgado de lo Social número 36 de Madrid estimó su recurso al entender que su despido, y la negativa de Unidas Podemos a cursar sus solicitudes de la indemnización por transición y la indemnización por cese al disolverse las cámaras en marzo y no figurar en las listas para las generales de abril fue “una reacción ilícita” de la dirección de Unidas Podemos causada por la afinidad de Vila con Errejón.

(SERVIMEDIA)