Quantcast

Inaugurada la VII Conferencia Técnica Violencia de Género

Estas organizada  por la Oficina Comarcal de Medianías para el Servicio de prevención y atención integral a mujeres y menores víctimas de la violencia de género de la Mancomunidad de Medianías de  Gran Canaria, en el marco de sus acciones de formación.

El acto de apertura ha contando con la presencia de:
Ilma. Sra. Dª. Ma Teresa Mayans Vázquez. Subdelegada de Gobierno en Las Palmas
Ilma. Sra. Dª. Sara  Ramírez Mesa. Consejera de Igualdad, Diversidad y Transparencia en Excmo. Cabildo de Gran Canaria.
Ilmo. Sr. D. Francisco M. Atta Pérez, Presidente de la Mancomunidad de Municipios de las Medianías de Gran Canaria.

En esta ocasión las jornadas se centrarán en la Violencia de género y la Salud Mental.

El número de inscritos (72) ha superado las plazas disponibles (60). Los profesionales que aprovecharan esta jornada proceden del ámbito sanitario, de la red insular de servicios especializados, de las Fuerzas de Seguridad del Estado, del ámbito de la justicia,… atraídos por el tema y el currículum de los ponentes invitados.

¿Porqué tratar la violencia y la salud mental al unísono? En vista a los datos existentes:

La violencia de género influye directamente en la calidad de vida y la salud mental la OMS considera que la violencia contra la mujer constituye un importante problema de salud pública y una violación de los derechos humanos. Constituye además una de las principales causas de discapacidad, y es un factor de riesgo para padecer problemas de salud mental como depresión y ansiedad, trastornos del sueño y de los hábitos alimentarios, consumo perjudicial de drogas y alcohol, baja autoestima, trastornos de estrés postraumático, autoagresión, y síndromes de dolor crónico, entre otros.

La existencia de problemas de salud mental constituye un factor de riesgo para ser víctima de todo tipo de violencia.
A pesar de las nefastas consecuencias psicológicas, y de que para la OMS el maltrato es un factor precipitante, considerado la causa del 25% de los intentos de suicidio de las mujeres, esta relación entre violencia de género y problemas de salud mental continúa invisibilizada e ignorada a nivel de salud pública, según ha denunciado la Confederación Salud Mental España. -“la perspectiva de género continúa siendo una asignatura pendiente en el ámbito de la salud mental.

En muchos casos, las mujeres con diversa problemática de salud mental no denuncian el maltrato por desconocer que la situación que sufren es delito. En otras ocasiones, y a pesar de tener ese conocimiento, no quieren denunciar por miedo a represalias, por temor a no ser creídas, a perder vínculos afectivos o de provisión de cuidados.

-En cuanto a los niños y las niñas, la exposición a la violencia de género compromete su salud mental temprana, según diferentes investigaciones.

-En el caso de mujeres con enfermedad mental grave, es un hecho reconocido que la violencia ejercida contra ellas por parte de sus parejas y ex parejas es más frecuente que la que se ejerce sobre las mujeres que no la presentan. Entre los factores de riesgo que aumentan esta situación se encuentran:
-La mayor dependencia de la asistencia de otras personas (frecuentemente sus parejas).

-La menor credibilidad que se da a su relato cuando acuden a algún profesional.

-Las mayores dificultades de acceso a la información y servicios, en parte relacionadas con su enfermedad y al estigma asociado a ella.

-El menor grado de autoestima y reconocimiento personal, secundario, en ocasiones, a la discriminación social secundaria a su patología.

Los objetivos de esta séptima edición es abordar de manera multidisciplinar la violencia de género y la salud mental para:

· Visualizar la especial vulnerabilidad de las mujeres afectadas por problemas de salud mental ante la violencia de género.

· Generar el conocimiento mutuo de las herramientas existentes en las distintas redes de atención.

·  Analizar las posibilidades de cooperación para lograr una mejor y más temprana detección y una atención integral y continuada para mejorar su calidad de vida.