Quantcast

Los Escape Room: Una tendencia en alza en el ocio

Los tradicionales juegos de mesa siempre han servido de diversión durante infinidad de veladas en reuniones familiares, fiestas y diversidad de eventos, el sano esparcimiento y la posibilidad de compartir un momento agradable con tus allegados y seres queridos, ha sido siempre el punto focal de este tipo de iniciativas grupales; sin embargo, el ser humano en su infinita necesidad de relacionarse de formas cada vez más significativas, ha creado el concepto de los escape room como una nueva forma de pasar el tiempo.

Los escape room se han desarrollado como una tendencia en materia de ocio, que requiere la participación de un grupo de personas que tienen como único fin salir de una habitación; para poder alcanzar este objetivo, tendrán que trabajar de forma colaborativa en la resolución de una serie de acertijos, cumplir una serie de pruebas, conseguir pistas, utilizar objetos y aplicar la lógica.

Esta es una experiencia que trasciende los sentidos y le agrega protagonismo a la participación de cada uno de los jugadores, lo interesante es que ya no se trata de una mera competición en la que solo habrá un ganador, con los habituales resentimientos que un mal ganador o un peor perdedor puede tener; en los escape room, la interactividad y el fortalecimiento de las relaciones humanas es notable, debido a que los jugadores tienen un tiempo determinado para salir de la habitación y para ello se requiere el trabajo en equipo de los participantes.

Las temáticas son variadas y se ajustan a los gustos del grupo que participa, por ello es común encontrar un listado de escapes en Barcelona, donde el público podrá encontrar una forma de ocio divertida, emocionante, novedosa y asequible; los niveles de dificultad son adaptables a las experiencias de los participantes, pero en cualquiera de los casos ofrecen altos niveles de adrenalina, de sorpresas y de satisfacción al vencer un reto real y en vivo, que reconecta con la utilización de los más altos niveles del pensamiento y del análisis.

Un juego en equipo con una gran diversidad de temas

El punto común ya se ha descrito: un grupo de personas debe salir de una habitación, en un tiempo determinado, resolviendo una historia a partir de la recolección de objetos y descifrando enigmas; sin embargo, no es tan sencillo como se plantea, ante la amplísima variedad de gustos e inquietudes de los grupos participantes, los escape rooms pueden ambientarse en escenarios tan variados como castillos medievales, naves espaciales, barcos piratas, prisiones, laboratorios científicos y un sinfín de locaciones.

Luego la temática a resolver no tiene límites por cuanto puede ser de ficción, de miedo, históricas, infantiles e incluso científicas, probando cada una de las habilidades, destrezas, capacidad de análisis y de trabajo en equipo de los participantes; los títulos son casi infinitos y algunos hacen referencia a personajes de novelas, de películas o de series de TV, tales como el Quijote, Sherlock Holmes, Prison Break, el Asesino del Zodíaco, Fuga de Alcatraz, la Fábrica de Chocolate y muchos más.

En cualquiera de los casos, los escape room se diseñan de una forma precisa que permite transportarse hasta una situación específica de interés para el equipo participante, los cientos de juegos de escapismo plantean un reto particular a los participantes, bien sea la resolución de un asesinato, el escape a tiempo de una trampa o evitar el apocalipsis zombie, la misión debe cumplirse con las herramientas que el juego escogido ofrezca a los jugadores.

Los Escape Rooms refuerzan las relaciones humanas

El ingenio es puesto a prueba y, nunca mejor dicho, el todo será mayor que la suma de las partes; no son actividades peligrosas, no se pone en riesgo la integridad física de los participantes, más bien al contrario, los escape room ofrecen una sana diversión para personas de cualquier edad, en equipos en los que la homogeneidad no es un requisito, no se necesita la fuerza, sino más bien la observación y el análisis detallado de la situación en la que el equipo está inmerso.

Conseguir las pistas, procesar la información y mantener el equilibrio entre las habilidades propias y las colectivas del equipo, libera la mente de tal forma que las ideas fluyen libremente en ella; este orden superior del disfrute brinda muchas satisfacciones y propone un modelo participativo, colaborativo e inclusivo en el que cada miembro del equipo expresa opiniones y genera aportes que son tenidos en cuenta.

Las situaciones cada vez más realistas y la introducción de novedades en el juego han hecho que este evolucione hasta niveles sorprendentes, en cuanto a volumen de participación, siendo uno de los sectores con mayor crecimiento en el campo del ocio; de nuevo, la gratificación que ofrece la resolución de un problema con base en la participación colectiva, ha sorprendido a propios y extraños, por ello, muchas empresas se han dedicado a replicar estas experiencias en la formación y capacitación del talento humano para la adquisición de competencias propias de un entorno organizacional productivo.

Es fácil participar, hazte un equipo, elige la temática, consulta sobre los escape room disponibles en tu zona, ajusta tu presupuesto y prepárate para aplicar todas las herramientas necesarias para que el equipo funcione. ¡Hay muy poco que perder!