Quantcast

Sánchez se reunirá con Unidas Podemos a finales de agosto con un “programa abierto” para negociar la investidura

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció este viernes una ronda de reuniones a “finales de agosto o principios de septiembre” para negociar un “programa abierto” con Unidas Podemos y el resto de fuerzas parlamentarias, con la que pretende desatascar su investidura.

No será un “programa cerrado”, sino uno “abierto” y “susceptible de poderse negociar” con las diferentes fuerzas políticas que podrían facilitar la investidura de Sánchez, según dijo en declaraciones a la prensa antes de reunirse con representantes del sector de la cultura y el ministro del ramo, José Guirao.

El PSOE elaborará ahora un documento de propuestas que, según el presidente, emanarán de las diferentes reuniones que ha mantenido en los últimos días con agentes sociales y representantes de diferentes sectores. “En estos próximos días y semanas vamos a compendiar y sistematizar las propuestas”, dijo Sáncez, para trasladárselas al PNV, al Partido Regionalista de Cantabria, a los nacionalistas catalanes y a Unidas Podemos.

En total, el secretario general del PSOE ha mantenido en los últimos días 12 reuniones con alrededor de 180 colectivos sociales y más de 220 personas, según cifró él mismo. El objetivo es la confección de un “programa común progresista para hablar con los partidos políticos para apoyar una investidura”, afirmó el presidente.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo en funciones reaccionó ante la negativa del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a reunirse con él para abordar su investidura. “Oído cocina. Esta es la forma de entender la democracia del señor Rivera”, señaló Sánchez en tono burlesco y dando a entender que las negociaciones se centrarán en Unidas Podemos.

El líder de Ciudadanos ha descartado una reunión con Pedro Sánchez aduciendo que sería una “pérdida de tiempo”.

Sánchez, sobre la negativa de Rivera a reunirse con él: “Oído cocina”

Por otro lado Pedro Sánchez tomó nota este viernes de la negativa del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a reunirse con él para tratar su investidura. “Oído cocina. Esta es la forma de entender la democracia del señor Rivera”, comentó.

Así se pronunció Sánchez, en declaraciones a los periodistas, antes de reunirse con representantes del mundo de la cultura en el marco de los encuentros que está manteniendo con colectivos sociales para conformar un programa que posibilite la configuración de un gobierno progresista.

Lo hizo después de que Ciudadanos haya descartado una reunión entre Rivera y Sánchez aduciendo que sería una “pérdida de tiempo”.

Sánchez explicó que entre finales de agosto y primeros de septiembre se reunirá con las distintas fuerzas políticas con un “programa abierto” para negociar su investidura. Descartó de esa ronda a Rivera, después de que éste no esté dispuesto a reunirse con él. “Oído cocina. Esta es la forma de entender la democracia del señor Rivera”, dijo.

Abundó en el hecho de que hablará con todas las fuerzas políticas –menos Cs- para “trasladarles la obligación de que colaboren en la formación de un gobierno, porque no hay alternativa que no pase por el PSOE”.

(SERVIMEDIA)