Quantcast

Ocho detenidos por tratar de abrir una vía de entrada de cocaína en el puerto de Málaga

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y agentes de la Policía Nacional han abortado el intento de abrir una vía de entrada de cocaína a través del puerto de Málaga, en una operación en la que han sido detenidas ocho personas, cinco de ellas trabajadores del recinto portuario.

Además, según informó la Agencia Tributaria, se han requisado ocho kilos de cocaína que habían sido remitidos como primer envío de prueba. El cargamento fue retirado el pasado mes de julio del interior de un contenedor registrado en el puerto de Valencia, procedente de Brasil.

En concreto, se identificó una partida de 12 contenedores que tenían su origen en el puerto brasileño de Santos y que se encontraban en Valencia a la espera de ser trasladados en otro barco hasta su destino final en Málaga.

El precinto de uno de los envíos no coincidía con el que figuraba en el conocimiento de embarque procedente del puerto de Salvador (Brasil). Tras su apertura se observó una bolsa de rafia en cuyo interior había ocho paquetes, envueltos en cinta adhesiva, que ocultaban la cocaína.

La Agencia Tributaria explica que gracias a las informaciones analizadas por los investigadores se tuvo conocimiento de que una organización estaba intentando abrir una nueva vía de entrada de cocaína en España.

Para lograrlo habían mantenido contactos, desde finales de 2018, con trabajadores del puerto de Málaga, quienes presuntamente se habrían mostrado dispuestos a colaborar.

La organización estaba perfectamente estructurada para llevar a cabo todas las tareas necesarias que les permitirían abrir una nueva vía de entrada habitual de cocaína en España a través del puerto de Málaga, hasta el momento al margen de los circuitos de los más habituales utilizados por los cárteles de la droga.

INVESTIGACIÓN PARALELA

En el transcurso de las investigaciones se pudo determinar que uno de los implicados también se dedicaba al cultivo de marihuana para su posterior venta y distribución y que había instalado una plantación en una zona campestre cercana a la localidad de Cártama (Málaga).

Los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia en el entorno de su vivienda y observaron cómo un camión con matrícula alemana cargaba diversos enseres, antes de partir rumbo a Francia. Ante la posibilidad de que transportase sustancia estupefaciente, y para no perjudicar la investigación sobre el tráfico de cocaína, se contactó con los agentes franceses para que interceptasen el vehículo. El camión fue registrado en el peaje de Benesse Maremne, localizando en su interior 37 kilos de marihuana.

(SERVIMEDIA)