Quantcast

El Defensor del Pueblo investiga la muerte de un joven marroquí en el CIE de Zapadores

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marrugán, ha abierto una investigación sobre la muerte del joven marroquí Marouane Abouobaida en el CIE de Zapadores (Valencia), sucedida el pasado 15 de julio.

Fuentes de la institución confirmaron a Servimedia que en primer lugar se abrió una investigación de oficio y que posteriormente se admitieron a trámite las denuncias presentadas por distitnas ONG y asociaciones -entre ellas la campaña CIES No-, que también pedían esclarecer lo sucedido.

En un comunicado, CIES No exigió que se aclaren las circunstancias en que se produjo dicha muerte y se determinen responsabilidades por el fallecimiento de forma violenta de una persona que estaba bajo tutela del Estado.

En esta línea, se felicitó por la decisión del Defensor del Pueblo, que les comunicaron hace dos días.

La versión oficial indica que este joven marroquí de 23 años se suicidó en la celda de aislamiento donde fue recluido después de una pelea con otros internos y que no se pudo hacer nada para evitar que se quitara la vida, apuntó la ONG.

Sin embargo, prosiguió, el propio Marouane dictó a un compañero un escrito dirigido al director del CIE, una hora antes de su muerte, en el que explicaba algunas de las consecuencias de la agresión (no veía por el ojo izquierdo y la cabeza “me duele mucho”) y aportaba un informe hospitalario de urgencias. Este escrito fue entregado a la Policía, agrega.

Además, una tía de Marouane lo visitó en Zapadores una semana antes de su muerte porque ya había alertado a su familia “de que lo estaba pasando muy mal y no iba a poder aguantar mucho más”, aseguró la tía a la campaña por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones.

(SERVIMEDIA)