Quantcast

El programa «Respiro Familiar» de la Villa de Ingenio se va de excursión con sus usuarios/as

El programa, que se desarrolla en Ingenio , ha realizado dos visitas durante esta semana.

 

 El programa “Respiro Familiar” continúa desarrollándose una edición más durante los meses de julio y agosto en Ingenio. Los usuarios y usuarias disponen de diferentes actividades a lo largo el verano entre las que destacan las salidas con destino a emplazamientos de interés cultural. Esta semana ya tenían ocasión de visitar el Museo de La Zafra, en Vecindario. Un entorno que homenajea al sector del tomate tal y como lo conocemos de antaño, mostrando aperos y enseres propios de esta labor. La visita guiada suscitó la atención y el interés por los vehículos expuestos así como por otros elementos que también estaban presentes en el cultivo, recogida y empaquetado del tomate como la acequia, las cajas, fotografías que recogían imágenes de los aparceros y  un pequeño huerto junto con  la estancia reservada a las cuarterías. La actividad incluyó una detallada explicación sobre el tomate, tanto su cultivo como las labores de riego.

En la jornada de este viernes, dos de agosto, el lugar elegido ha sido el Museo Élder. Los integrantes del “Respiro Familiar” han podido adentrarse en el mundo de la ciencia a través de sus protagonistas. Desde un avión hasta reproducciones de los antiguos homínidos han captado la atención de los componentes del programa. Los visitantes también participaron en el taller de fluorescencia, accedieron a la zona Tecnos, con su nave espacial, y a la estancia dedicada a la biología o sala Gaia. La manipulación, la observación, el juego y la experimentación se encuentran entre los elementos básicos con los que se estimulan las capacidades en cada una de las visitas. Una experiencia sobre la que después se trabaja ampliando y profundizando en los conocimientos adquiridos.

El programa Respiro Familiar cuenta con la financiación del Cabildo Insular de Gran Canaria y se pone en marcha a través de la concejalía de Servicios Sociales. El objetivo final es potenciar el desarrollo integral de personas con discapacidad y se cuenta con siete usuarios/as con edades comprendidas entre los nueve y los treinta y dos años. El calendario para esta edición les permite participar en actividades desarrolladas en el centro, cuya sede está ubicada en el CEIP Benito Pérez Galdós, mientras que los martes y los jueves comparten talleres y piscina. Los miércoles y los viernes disfrutan de salidas a otros puntos de la isla.