Quantcast

Los alcaldes de Soria, Segovia y Ávila son los regidores de capitales que más cuestan a sus vecinos

Los 58.000 euros brutos que cobrará durante esta legislatura el socialista Carlos Martínez, alcalde de Soria, le convierten en el edil más caro para sus vecinos entre las capitales de provincia españolas y las grandes ciudades de más de 100.000 habitantes, ya que teniendo en cuenta los datos de población del año 2018 cada soriano destinará 1,48 euros a pagar el salario de su regidor.

En el listado de alcaldes con mayor sueldo por habitante le siguen Clara Luquero, alcaldesa socialista de Segovia, y Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde del partido Por Ávila.

De estos tres alcaldes solo Martínez es uno de los 23 primeros ediles que se ha subido el sueldo para la nueva legislatura, según informaba El Confidencial el pasado 17 de julio. El socialista ya era el regidor más costoso para sus habitantes durante la pasada legislatura (1,41 euros por ciudadano) y ha decidido aumentar su salario en un 5,5%.

Desde el Ayuntamiento soriano explican que la subida se ha realizado para igualar las últimas subidas de los empleados públicos después de muchos años de congelación y de una bajada del 5% en la época de crisis. “Lo único que se ha hecho es aplicar esa subida de los trabajadores como en su momento se aplicaron las reducciones”, afirman. Además, consideran que cualquier estadística que tenga en cuenta la población ofrece una visión irreal de la provincia, porque no tiene en cuenta la despoblación. “El regidor de Soria tiene un sueldo similar al del resto de capitales de provincia”, concluyen.

Por su parte, tanto Clara Luquero, que ha revalidado la alcaldía, como Jesús Manuel Sánchez Cabrera, que ha sustituido al popular José Luis Rivas, mantendrán los salarios de la anterior legislatura. La alcaldesa de Segovia cuesta 1,18 euros a cada habitante, mientras que el de Ávila cuesta 1,13 euros.

SALARIO POR HABITANTE

Los regidores con una mayor subida de sueldo están lejos de los primeros puestos de este ‘ranking’. Inés Rey, alcaldesa socialista de A Coruña, ha aumentado su sueldo en un 72% respecto a su predecesor, Xulio Ferreiro, de Marea. No obstante, su salario por habitante es de 28 céntimos, lo que la coloca como la 18ª más barata por vecino.

Desde el consistorio coruñés justificaron a El Confidencial que el objetivo de la alcaldesa era equiparar su salario al de los regidores de ciudades de un tamaño similar, como por ejemplo Vigo. También influye que Ferreiro se bajó el sueldo de forma importante en 2015.

El alcalde de Huesca, que fue el segundo con un mayor aumento de salario, es el regidor más caro entre los que se han subido el sueldo. Los 50.000 euros brutos que cobrará durante esta legislatura suponen 97 céntimos por cada habitante. Por su parte, la alcaldesa de Castellón –que fue la tercera con mayor subida de salario– es la 35ª más costosa para sus ciudadanos.

En el lado contrario se sitúan los cuatro únicos alcaldes de capitales de provincia y grandes ciudades de más de 100.000 habitantes que se han bajado el sueldo. Natalia de Andrés, alcaldesa también socialista de Alcorcón, se redujo el salario un 10%. De esta forma, ha pasado de ser la 32ª más cara a la 37ª.

En segundo lugar, el alcalde de San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz de Tenerife), Yeray Gutiérrez, ha bajado hasta el 25ª puesto en salario por habitante. Entre los que cerraban el podio de mayor bajada de sueldo está el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, que ha bajado al 27º puesto de los regidores más costosos por habitante.

CIUDAD MÁS GRANDE, ALCALDÍA MÁS BARATA

La Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, aprobada en 2013, relacionó el número de habitantes de cada localidad con el salario de su alcalde, de forma que se establecía un sueldo bruto máximo en función de la población del municipio.

La configuración de estos topes hace que los alcaldes de las ciudades más grandes sean los más baratos por habitante. Los cinco alcaldes que menos sueldo por vecino perciben son todos de ciudades de más de 500.000 habitantes.

Los tres alcaldes menos costosos por habitante son los de las tres ciudades más grandes de España. José Luis Martínez-Almeida, de Madrid, percibe 3 céntimos por cada madrileño (106.000 euros brutos de sueldo), Ada Colau 6 céntimos por cada barcelonés (100.000 euros de sueldo) y Joan Ribó 11 céntimos por valenciano (84.668 euros).

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (84.454 euros brutos de sueldo), ocupaba el tercer puesto de menor sueldo por habitante en la anterior legislatura. No obstante, su subida de sueldo de un 33% le ha llevado hasta el quinto lugar. También cabe destacar que Ada Colau ha subido su salario con un complemento de 900 euros. No obstante, oficialmente se mantiene el sueldo de 100.000 euros brutos anuales porque el Código Ético del partido estableció en la pasada legislatura que sus cargos percibirían 2.200 euros mensuales y donarían el resto. Ahora, ese complemento de 900 euros se suma al salario mensual marcado por el Código Ético.