Quantcast

La visibilidad en internet es vital, nadie compra lo que no conoce

El auge de las nuevas tecnologías cambió todo y la manera de captar a los clientes no fue la excepción. Ante la transformación de los hábitos de consumo gracias a internet, también ha evolucionado la manera de estructurar los mensajes de tal manera de mostrar las potencialidades de los productos y servicios y así influir en la decisión de compra de los clientes potenciales.

Los nuevos tiempos han hecho que la manera de captar clientes hayan dado un vuelco radical. Anteriormente eran las marcas las que iban tras los consumidores con campañas y mensajes invasivos. 

Con el paso de los años esto ha cambiado radicalmente, ahora los clientes buscan a las marcas. El proceso de compra o contratación de un servicio empieza con la búsqueda por parte del cliente potencial, la que ahora con mayor énfasis se comienza por la web.

En tal sentido, uno de los aspectos fundamentales para lograr el éxito en un negocio es que tenga visibilidad en internet, más aún en estos tiempos en los que los mercados son cada vez más competitivos.

Para que la presencia en la web sea potente y sostenible en el tiempo es vital desarrollar estrategias de marketing digital bien definidas y a medida de cada marca, orientadas a captar al público objetivo que ya ha sido identificado. Para esto se necesita un minucioso estudio de cada empresa, su estatus y cómo ha sido su presencia en internet. 

Una campaña de marketing digital combina diversas soluciones y servicios que se diseñan y desarrollan armónicamente a favor de las marcas, entre éstas se encuentran la auditoría potencial, gestión de redes sociales, email marketing, publicidad online, contenido en blogs y la optimización SEO. 

En todas las estrategias hay una característica coincidente: contenido valioso y orgánico que haga resaltar a la marca con respeto a los competidores y que además se ajuste a todo lo que el cliente está buscando.

Uno de los objetivos primordiales del marketing es lograr el posicionamiento web de las marcas y empresas, lo que se traducirá en un aumento constante de su rentabilidad

Factores que influyen en el posicionamiento web

Una de las herramientas más efectivas para lograr el necesario posicionamiento web es la optimización SEO (Search Engine Optimization), cuyo objetivo es que el sitio web de una determinada empresa, marca u organización aparezca entre los primeros resultados de una búsqueda en Google relacionada con el producto o servicio que éstas ofrecen.

Empleando las técnicas de forma adecuada se dará el posicionamiento correcto, lo que generará muchas visitas en el sitio web, siendo éste uno de los principales fines de las campañas de marketing digital orientadas a aumentar el conocimiento del producto o servicio por parte de clientes potenciales, mayor número de visitas y reconocimiento de la marca, lo que es igual a un posible aumento en las ventas.

El posicionamiento SEO es un proceso que incluye varios aspectos. Lo primero es realizar una auditoría SEO tanto técnica como on page, es decir, saber en qué estatus se encuentra el sitio, qué orientación tiene y si es la correcta o se debe optimizar, si el diseño y las imágenes son las adecuadas, entre otros factores.

Posteriormente debe realizarse un Keyword Research a través del análisis de lo que está buscando el cliente potencial en Google, para luego proceder a definir una estrategia clara y objetivos mes a mes, los que se van modificando según los resultados.

Cabe señalar que éste es un trabajo continuo y variable, hay que estar revisando a los competidores y cambiando estrategias según sea el caso.

Una vez que se ven resultados en el posicionamiento es el momento de aspirar a otro nivel que es el de lograr una reputación online. Es conveniente crear una estrategia de link building coherente y ajustada al alcance que se busca, si es local o nacional.

Un aspecto importante en el cual se debe trabajar para lograr los objetivos propuestos es que se debe procurar siempre la mejora de la experiencia del usuario que visita el sitio, lo que incluye una adecuada velocidad de carga de la página. 

Desde la búsqueda, hasta la compra

Para el Oscar Aguilera Gavilán, CEO de StartGo Connection, empresa líder en posicionamiento web Valencia, las fases del cliente son tres y van desde la búsqueda del producto o servicio hasta la decisión de compra. Y es que la gente compra sólo lo que ve y conoce.

La primera etapa es informativa y en ella intervienen los blogs, podcasts, entre otros, con contenidos acordes a lo que el cliente está buscando y que le sirvan para resolver sus inquietudes. Aquí tienen protagonismo palabras clave que son el resultado de analizar la intención de búsqueda, para así determinar el contenido y el canal en el que se ofrecerá.

Luego viene la siguiente fase, explica Óscar Aguilera, que es la búsqueda de empresas del sector y la validación, etapa en la cual resulta de gran importancia un posicionamiento de manera correcta del producto o servicio que se ofrece, ya que el cliente está buscando algo puntual, no generalista. 

Es en esta segunda fase que juega un papel fundamental el SEO local, teniendo como herramienta esencial Google Mi Negocio, un servicio online para la gestión de negocios locales, que vino a sustituir a Google+ tras su cierre. 

Su principal objetivo es que negocios locales tengan una ventana a través de un perfil accesible con la información más resaltante, de tal manera que puedan ser encontrados fácilmente por quienes están buscando un determinado producto o servicio por internet. Sólo hay que registrarse y crear un perfil. Se puede controlar además de forma gratuita a través de Google My Business App (Android) y App Store (IOS).

La última fase del cliente es la decisión de compra. Según explica Óscar Aguilera Gavilán, en ésta se excluye la estrategia de posicionamiento web para entrar en la etapa de SEM, en la que tiene gran valor la publicidad para recordar la presencia de la marca e influir en la intención de compra.