Quantcast

Uno de cada cuatro euros invertidos en el extranjero desde España fue a un paraíso fiscal, según Oxfam Intermón

Uno de cada cuatro euros de inversión de España en el extranjero tuvo como destino un paraíso fiscal en 2018, según apuntó este martes Oxfam Intermón ante las últimas revelaciones periodísticas sobre los paraísos fiscales en África.

Por este motivo, la ONG exigió al próximo Gobierno medidas urgentes para poner fin a este abuso y recordó que en 2018 la inversión española dirigida a esos territorios se incrementó un 39%.

Tax Justice Network Africa publicó que, en conjunto, los préstamos de empresas que llegan al continente africano desde 10 paraísos fiscales, entre ellos Mauricio, ascienden a 80.000 millones de dólares. Esto significa que uno de cada seis dólares de inversión extranjera en África es, en realidad, una deuda fiscal generada desde un paraíso fiscal.

A juicio de Intermón, estas cifras demuestran que el agujero de los paraísos fiscales sigue drenando de recursos públicos las economías de todo el mundo, tanto en países africanos como en España.

El próximo Gobierno ha de tener como prioridad atajar los principales mecanismos de evasión y elusión fiscal, reclamó la ONG, a fin de «corregir la desigualdad y avanzar hacia un modelo social y económico más justo e inclusivo». Por ello, exige la elaboración de «un listado español de paraísos fiscales basado en una definición exigente y ambiciosa», que penalice y desincentive que grandes empresas y fortunas utilicen estos territorios para minimizar artificialmente su factura fiscal.

ABUSO DE LAS MULTINACIONALES

Según la ONG, los Mauritius Leaks son otro ejemplo más de cómo algunas empresas multinacionales «abusan de los límites del sistema para pagar menos impuestos de los que les corresponden».

De este modo, privan «a algunos de los países más pobres del mundo de los ingresos fiscales vitales que necesitan para escolarizar a sus niñas o garantizar que la población pueda recibir asistencia médica cuando enferma».

«El verdadero escándalo es que, como la mayoría de las operaciones de elusión fiscal, se trata de algo completamente legal», agregó Intermón.

En su opinión, «el mundo necesita urgentemente voluntad política real para reescribir las reglas fiscales globales e introducir un tipo impositivo efectivo mínimo global que se aplique a todas las empresas multinacionales, independientemente de dónde estén basadas». «Esto acabaría con la nociva competencia fiscal entre países y eliminaría el incentivo para el traslado de beneficios», lo que provocaría «la disolución de paraísos fiscales como Mauricio».

Por ello, pidió a los gobiernos de los países africanos revisar las políticas fiscales que mantienen con Mauricio y otros paraísos fiscales, así como preservar sus ingresos de una manera más eficaz. «Los Estados no deben esperar a que se tomen medidas globales, sino que pueden aplicar medidas unilaterales», concluyó.

(SERVIMEDIA)