Quantcast

Iglesias estalla de indignación contra Sánchez: “No nos vamos a dejar pisotear ni humillar por nadie”

El presidente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, terminó este lunes su tercer turno en el debate de investidura con un vibrante ‘in crescendo’ en el que enumeró las negativas de Pedro Sánchez a sus peticiones de ministerios, le retó a dar a conocer sus ofertas para ver si son o no decorativas, y concluyó: “No nos vamos a dejar pisotear ni humillar por nadie”.

Según el relato que presentó, cuando Podemos sugirió ministerios mixtos con gente de ambos partidos, Sánchez dijo que “ni hablar”. Y lo mismo cuando pidió alguna competencia de Hacienda, o de Trabajo, o de Igualdad, o de Transición Ecológica, o de Ciencia, repitiendo tras cada ejemplo ese “ni hablar” en un tono de voz cada vez más indignado. Acto seguido, preguntó: “¿Qué nos han ofrecido ustedes? Explíqueselo a la cámara , a ver si es algo más que decorativo”.

Pidiendo sólo “respeto y reciprocidad”, el líder de Podemos se conjuró: “No nos vamos a dejar pisotear ni humillar por nadie”; y reiteró su petición de un Gobierno de coalición. Si no, le retó a buscar la abstención del PP o Ciudadanos o a repetir elecciones, pero le advirtió, como ya hizo hace unos días en una entrevista en ’20 minutos’, que, si por su “cerrazón” vuelve a las urnas, “temo que usted no será presidente nunca”.

Mucho menos encendido todavía en su segundo turno en el debate, Iglesias contestó a la tesitura en que Sánchez le había puesto “si no llegáramos a un acuerdo”, como repitió varias veces el candidato: “Darles un apoyo gratis o situarnos con Vox”. Y le pidió prudencia, porque “mucha gente podría colegir que no quiere un Gobierno de coalición, porque quien lo quiere no propone un papel decorativo a su socio”.

«LENTEJAS»

Así, rechazó que Sánchez vendiera como propuesta respetuosa dar a Unidas Podemos papeles subalternos al Consejo de Ministros, y subrayó que “un Gobierno de coalición se negocia en proporción al peso que tiene cada uno; no es un Gobierno de lentejas (que o las tomas o las dejas)”.

Volvió a reprocharle que defienda reformar el artículo 199 de la Constitución para que nunca se repitan elecciones y le preguntó si lo hubiera hecho cuando el partido más votado era el PP. Así, concluyó: “Cualquiera pueda razonar que no hacen la propuesta porque crean que se debe reformar, sino exclusivamente porque el resultado electoral les ha favorecido y quieren cambiar las reglas del juego en mitad del partido. No pretendan tomar a los ciudadanos españoles como idiotas”.

Iglesias siguió advirtiendo a Sánchez que, cuando no se tiene mayoría, “no se plantean ultimátum, se llega a acuerdos”, porque “un líder político mide su altura no sólo por sus votos sino por su capacidad de llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas”.

Dado que Sánchez reivindicó la historia del PSOE, Iglesias le replicó que, si Podemos existe, es por los errores del PSOE, y, como el candidato había asegurado que es indemne a las presiones económicas, le recordó que él mismo reconoció haberlas recibido en 2016. Finalmente, le sugirió: “No malogre su patrimonio político”. Algo que no haría si aceptara el Gobierno de coalición, según Iglesias.

(SERVIMEDIA)