Quantcast

Se escapa del coche patrulla después de que los agentes se quedasen dormidos esperando la apertura de los tribunales

Un joven delincuente de 18 años aprovechó que los guardias que lo custodiaban se quedaron dormidos para emprender una huída del coche patrulla donde esperaban la apertura de los tribunales.

El hombre había sido detenido de madrugada acusado de robo a mano armada, y tras haberle tomado declaración, los agentes le trasladaron a los juzgados de Lomas de Zamora (Argentina) para presentarlo ante el juez.

Cuando los agentes llegaron, faltaba una hora y media para que se abrieran los despachos judiciales, por lo que decidieron esperar sentados en el coche patrulla, informa ‘Clarín‘.

En este compás de espera, los policías se quedaron dormidos, momento que el detenido aprovechó para escapar.

Las imágenes fueron grabadas por una cámara de seguridad de los juzgados, y en ellas se puede apreciar cómo el joven abre la puerta del vehículo policial y huye sin levantar sospechas

“Nos quedamos dormidos”, confesaron los policías al ser interrogados por su negligencia.

Los agentes se encuentran apartados mientras se investigan los hechos.

A pesar de la desidia de los patrulleros, los investigadores se preguntan cómo el arrestado pudo abrir la puerta, pues según expertos, estas no se pueden manipular desde adentro.