Quantcast

EL CUIDADO DE UN ADULTO MAYOR DESDE CASA

Nuestros familiares, a determinada edad, necesitan de personas que estén a su cuidado. Algunas familias toman la decisión de llevar a sus familiares a residencias o centros de atención especializada. Sin embargo, otras deciden mantenerlos en casa y prestarles ellos mismos la atención que se merecen sin saber que también pueden contratar a alguien para que les asista en el cuidado de su adulto mayor desde casa. 

Estar a cargo de una persona mayor puede llegar a ser muy gratificante, así mismo, también puede llegar a ser muy agotador. Sobre todo, si la persona padece de alguna enfermedad neurodegenerativa que genere dependencia. 

Por estas mismas razones el cuidado de mayores en Zaragoza podrá ser más sencillo con estos consejos que os brindaremos a continuación:

NO CARGAR SÓLO CON LA TAREA

Es bueno lindar responsabilidades a todos en casa para que en conjunto se puedan hacer cargo de la persona mayor en cuestión. Uno solo no puede con todo el trabajo. Sobre todo, si el enfermo o adulto mayor no se puede levantar de la cama o tiene alguna dependencia o dieta estricta. Si nos encontramos al cuidado de una persona mayor y sentimos que no podemos lidiar con todo también es bueno que podamos contratar a alguien capacitado en cuidados del adulto mayor para que nos asista desde casa.

RUTINA DIARIA

Lo mejor para que un adulto mayor se sienta bien física y mentalmente es fijar una rutina, desde la hora del baño hasta la hora de dormir, como el salir a pasear con familiares y salir a jugar juegos de mesa con los amigos, siempre podemos acompañarlos o que la persona que hayamos contratado los acompañe si es que en esos momentos nosotros no contamos con el tiempo necesario. Cuando fijamos una rutina los adultos mayores se sienten más seguros, notando que se mueven en un terreno un poco más conocido y que los motiva a esforzarse. 

ASEO PERSONAL

Pera la prevención de enfermedades es importante llevar una rigorosa rutina de higiene, así eliminando riesgos y estimulando los hábitos de un ritmo de vida más saludable. Nos evitamos malos olores en el adulto mayor y fomentamos que la autoestima del paciente crezca con el cuidado. 

PASEOS FAMILIARES

Lo más recomendable es que como mínimo se lleve al adulto mayor de paseo una vez a la semana, esto le mantendrá distraído, se sentirá en contacto con su entorno ya parte favorecerá a la purificación de sus pulmones. Por supuesto que estos paseos deberán ser en ambientes adecuados para ellos, lugares sanos y que no le causen estrés alguno como por ejemplo pueden ser la playa, el campo o un rio, sin olvidarnos que deben contar con todo lo necesario para su traslado. 

UN TIEMPO PARA NOSOTROS MISMOS

No podemos estar todo el tiempo con nuestro familiar mayor, esto nos puede llegar a generar estrés o ansiedad y necesitaremos siempre un respiro familiar, lo cual no quiere decir que seamos malas personas o personas egoístas, también es necesario satisfacer nuestras necesidades sociales y recreativas. Lo más recomendable es que nos tomemos un par de horas fuera de casa y no en compañía del anciano al que cuidamos. Sin embargo, si no tenemos a nadie que nos pueda ayudar lo mejor será contratar a alguien para que acompañe al anciano mientras nosotros nos encontremos fuera de casa.