Quantcast

El PSOE vuelve a reunirse con ERC

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados y vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, junto con el secretario del grupo parlamentario, Rafael Simancas, se están reuniendo esta tarde con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y la diputada Carolina Telechea.

Se trata de la segunda reunión pública de la ‘número dos’ del PSOE con el portavoz de la formación independentistas desde que encargaron al líder socialista, Pedro Sánchez, recabar los apoyos necesarios para su investidura como presidente del Gobierno.

Pasadas las cinco de la tarde se dieron cita los cuatro parlamentarios en la sala Martínez Noval el día después de que el líder del PSOE acusara a Podemos de romper unilateralmente relaciones.

Esta reunión se ha entendido por algunos como una presión a Pablo Iglesias para que encuentre la fórmula para llegar a un acuerdo con Sánchez. Precisamente, Rufián expresó por Twitter que “dar una segunda oportunidad a Casado, Rivera y Abascal es una irresponsabilidad histórica que solo pagará la izquierda tenga la bandera que tenga en el balcón. Ni lo vale una Vicepresidencia ni lo vale un veto”.

Lastra y Rufián han estado en contacto desde la reunión y el dirigente independista ha llegado a asegurar que ellos no van a “ser los responsables de unas segundas elecciones generales” y ha jugado, pero sin confirmación definitiva, con la posible abstención de los diputados de ERC.

En el PSOE insisten en que “no se va negociar nada” con los independentistas (ERC, Junts y Bildu) pero no se responsabilizan, porque “no puede hacer nada” al respecto, si se da el caso de que la decisión de estas formaciones le permite revalidar su cargo de presidente.

«Si se abstienen, que se abstengan, pero no será nuestra responsabilidad”, admiten en La Moncloa en referencia a una posible abstención de ERC. En la misma situación colocan los votos de los cuatro diputados de Bildu, con los que ERC prevé coordinar el sentido de su voto.

Los votos de ERC pueden, llegado el caso, ser decisivos para la investidura de Sánchez si Partido Popular y Ciudadanos se quedan instalados en el ‘no’ en el que ahora están. En una segunda votación -en la que sólo se requiere mayoría simple- Sánchez necesita más síes que noes y le bastaría con unos cuantos escaños de ERC, si logra antes sumar a los 123 del PSOE los 42 de Unidas Podemos y los de PRC y Compromís.