Quantcast
sábado, 22 enero 2022 18:04

Así fue el ‘triplazo’ de Carroll en el último segundo del partido que pone al Real Madrid al borde de la Liga

Jaycee Carroll rubricó la gesta con un triple a base de sangre fría, que llevaba su sello a un segundo y 9 décimas de la bocina.

Recibió de Llull desde la esquina contraria, a quien Rudy había pasado tras atrapar un rechace decisivo bajo la canasta azulgrana después de que el propio Llull errara su segundo tiro libre. Iban 78-80 y el tiempo se le terminaba.

Cuando ya armaba el tiro vio como Claver se le echaba encima y fintó, pasito a la izquierda para que su perro de presa pasara de largo burlado. Volvió a realizar el movimiento. Arriba, colocado a 45 grados respecto a la línea de fondo, mecánica perfecta y triplazo limpio para poner el definitivo 81-80 en el marcador.

Era su quinta diana de siete intentos, 25 puntos para la leyenda y 2-0 en el marcador de la final, un resultado que no se ha remontado nunca y acerca al Madrid al título.

El WiZink Center explotaba de la emoción, y luego una segunda vez, la definitiva, al ver que Hanga no embocaba el intento a la desesperada. La grada entró en ebullición y nadie se movió de sus asientos durante diez minutos.

El Madrid había llegado a perder por 12 (41-53) en el minuto 26 y aún lo hacía por 9 (65-74) a menos de dos y por 5 (72-77) a falta de 27 segundos. Un partido que los de Pesic comandaron durante más de 37 minutos a través de una gran defensa e intensidad en todos los uno para uno y un mejor porcentaje en el tiro que los blancos.

Este triplazo de Carrol supone casi medio título para los de Pablo Laso que mantienen el factor cancha y sólo tienen que ganar un partido de los tres que restarían.

Aparte del mazazo anímico que se llevaron los jugadores del Barça tras ver tan cerca la victoria. El miércoles a las 21:00 se disputará el tercer partido en el Palau Blaugrana.