Quantcast

Ábalos advierte de que “la alternativa a una investidura viable es la repetición de elecciones”

El PSOE reclamó este lunes “altura de miras” al resto de partidos políticos, especialmente a Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos, y advirtió de que “la alternativa a una investidura viable es la repetición de elecciones”. “Contribuyen a la gobernabilidad y a hacer política o contribuyen al caos”.

Así lo dijo el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, en rueda de prensa para dar cuenta de la Ejecutiva socialista que aborda el inicio de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, en la que las conversa “con todos (los partidos) no serán”.

“La alternativa a una investidura viable es la repetición de elecciones. La alternativa a un gobierno socialista es obligar a que los españoles vuelvan a votar. Y no les quepa ninguna duda que las urnas también tienen memoria. Los españoles no perdonarán a quienes ponga en solfa la viabilidad de la legislatura en un momento en el que hay tensiones evidentes que conviene desactivar sin titubeo sin demoras partidistas”, afirmó.

Señaló que cada partido tiene que saber “interpretar” el resultado del 26-M; porque los ciudadanos los han “colocado” a unos en la oposición y tienen que ser responsables con ese mandato.

El ‘número tres’ del PSOE lanzó esta amenaza en la víspera de la reunión de Sánchez con los líderes de Podemos, Ciudadanos, y Partido Popular que tendrá lugar mañana en el Congreso. En ellas, avanzó, se va a hablar “de políticas y de programas, por no decir exclusivamente de eso”.

Ante estas citas, dijo, “el PSOE actuará con generosidad, no pedimos acatamiento sino altura de miras, y buena disposición” porque está en juego el “bien común y el bien de España”.

Rememoró la ‘abstención’ del PSOE a la investidura de Mariano Rajoy en 2016 – recordando que él mismo lo hizo pese a la dureza que suponía para los socialistas- y que, entonces, PP y CS lo reclamaban por la estabilidad porque “creyeron que aquello era por el interés de España, y entiendo que España sigue siendo la misma”.

Ábalos subrayó que es un “error sentarse a la mesa con el propósito de invalidar las negociaciones”, porque “el tiempo del obstruccionismo” concluyó, igual que el momento de los “vetos apriorísticos”. “Las elecciones ya terminaron, ahora toca hablar de gobierno”, sentarse a la mesa con ánimo constructivo y no con “la tentación de dar una patada del tablero de la gobernabilidad”.

NAVARRA

Los socialistas insisten más en este escenario de gobernar gracias a la abstención de PP o de CS y con el apoyo de Podemos después de que, según fuentes de la Ejecutiva, el PNV les haya hecho llegar que no les apoyan; y porque creen, según dijo Ábalos, que la investidura no puede “descansar sobre sumas individuales”.

“La gobernabilidad pasa por los principales partidos, no pasa por lo que ocurra en Navarra”, insistió Ábalos en un momento para descartar también el intercambio de apoyos con UPN a cambio del Ejecutivo foral para la coalición Na+ (UPN, PP y Cs). “Aquí no sirve la abstención que sirve allí porque aleja otros apoyos”, apuntó. “Es que no sale. Si el PNV ya ha dicho que sus votos ya nos los pone, si pretendíamos ganar 2, hemos perdido 6”, explicó.

Así las cosas, el dirigente socialista afirmó que la socialista María Chivite, como todos, “de entrada tiene toda la legitimidad para intentar” su investidura como presidenta de Navarra. “¿Por qué no la va a tener?”, se preguntó el mismo que la semana pasada dijo que el socialismo navarro no debe “entrar en colaboración” con EH Bildu en las negociaciones para gobernar la comunidad.

Apuntó que el PSN “sabe cuál es” la posición de Ferraz y “lo está respetando” pero, que Bildu se abstenga o vote a favor, si no se negocia previamente, “no depende” de ellos. “No se negocia con Bildu esa abstención, no se negocia nada” porque “no planteamos la gobernabilidad negociando con Bildu”, reiteró.

FECHAS

El ministro en funciones reiteró que la intención que manejan es la de que haya “investidura lo antes posible” y que “ojalá haya un gobierno antes del verano”, entendiéndose como tal el mes de agosto. “No podemos demorar el gobierno”, ahondó.

Además, no descartó que Sánchez acudiese a una investidura aun sin tener los apoyos porque “hay que poner en marcha el reloj de la democracia”, si bien espera y confía en que haya “una y no hagan falta más”. “No haremos lejos la sesión de investidura”, que según fuentes próxima a Sánchez se espera no antes del 15 de julio, porque “no vale la pena alargarla”.