Quantcast

5 claves fundamentales sobre cómo evitar posibles fraudes al contratar un cerrajero

En muchos sectores existe la posibilidad real de caer en algún tipo de fraude a la hora de contratar un determinado servicio y en el caso de la cerrajería no podía ser menos, donde es habitual encontrarse con situaciones cada vez más frecuentes de engaños por parte de presuntos profesionales cerrajeros.

 

Para atajar el número de cerrajeros que desarrollan sus actividades de forma desleal, hay algunas medidas para identificarlos incluso en el momento de la primera llamada.

 

Todos los datos posibles de contacto a disposición del público

 

Los datos de contacto del profesional deben reflejarse de forma clara, como sucede en el caso de cerrajeros Chiclana, con una sede a la que poder acudir y un número de teléfono disponible en el horario estipulado, así como un correo electrónico.

 

Hay casos de presuntos profesionales que no cuentan con un local o nave en la que administrar su negocio, lo cual es un motivo que propicia que el posible cliente dude de la legitimidad de esta figura.

 

Ofrecer facturas con todos los detalles, fundamental

 

Una de las prácticas que más caracteriza la actividad de los cerrajeros fraudulentos es que no ofrecen facturas legales ya que no incluyen el IVA, algo que no supone una garantía en caso de que no se desempeñe correctamente la tarea por la que fue requerido.

 

Si el cliente ve que el cerrajero rehúsa aportar facturas correctas, puede ser un elemento que lleve a pensar que la actividad de esa figura no es del todo legal y puede establecer las tarifas sin tener en cuenta la calidad de la labor desempeñada.

 

Desconfiar de los anuncios estándar pegados en los portales

 

Un denominador común de los timadores de este sector son los anuncios que se pueden ver en los portales de los edificios, caracterizados por un mensaje breve y conciso acompañado del número de teléfono sobre un fondo de colorido llamativo.

 

Aunque estas pegatinas también pueden referirse a profesionales con el conocimiento necesario para la tarea que desarrollan, la mayor parte de ellos los colocan personas sin cualificación para aprovecharse de las urgencias que puedan surgir a los propietarios o inquilinos de las viviendas.

 

Certificados de calidad

 

Al constatarse un gran volumen de intrusismo en el sector, se crearon los certificados de calidad para distinguir a los verdaderos profesionales, como ocurre con los cerrajeros San Fernando, de aquellos sin las cualidades necesarias para un trabajo correcto y eficiente.

 

Las páginas de los cerrajeros profesionales suelen exponer sus certificados en estas webs para asegurar al cliente que contrata el mejor servicio posible de cerrajería. UCES (Unión de Cerrajeros de Seguridad) es uno de los certificados más reconocidos en este país.

 

Presupuestos sin compromiso

Las personas que realizan la primera llamada y no reciben un primer presupuesto sin compromiso sobre la labor que van a desempeñar, suelen desconfiar y con razón, ya que es una de las premisas fundamentales del trabajo de los verdaderos profesionales de la cerrajería.

Un presupuesto aproximado sin ningún compromiso es algo que se debe requerir en todo momento para garantizar un servicio totalmente fiable y profesional.