Quantcast

Desarticulada una organización dedicada al embotellado y venta de vino de manera fraudulenta

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Baco 2019’, ha procedido a la detención de cuatro personas y a la investigación de otras seis pertenecientes a una organización delictiva dedicada al embotellado y venta de vino de manera masiva y fraudulenta. Se les acusa de poner en el mercado nacional e internacional en torno a dos millones de botellas haciéndolas pasar por vino de la Denominación de Origen Bierzo e Indicación Geográfica Protegida de Vino de la Tierra de Castilla y Léon.

Según informó hoy la Guardia Civil, a los detenidos e investigados se les atribuye la comisión de los supuestos delitos de estafa continuada, fraude, falsificación, utilización ilegítima de figuras de calidad y blanqueo de capitales. En la operación se han realizado 11 registros en naves y domicilios ubicados en las provincias de León, Ourense, Lugo y Pontevedra.

La operación se inició en diciembre de 2018, cuando el Consejo Regulador Denominación de Origen Bierzo denunció ante la Guardia Civil irregularidades detectadas en varias contraetiquetas de vino que se encontraba en el mercado. A partir de ese momento, los agentes realizaron numerosos controles del vino dispuesto para la venta en establecimientos comerciales, detectando irregularidades en varias marcas comerciales, por lo que se procedió a la inmovilización cautelar de cerca de 8.000 botellas en diferentes provincias.

Continuando con las investigaciones, los agentes detectaron varias empresas relacionadas con el sector vinícola que de manera organizada embotellaban y ponían en el mercado vino de manera fraudulenta e ilegítimamente bajo las figuras de calidad DOP Bierzo e IGP Vino de la Tierra de Castilla y León, utilizando para ello contraetiquetas y registros embotelladores falsificados, atribuyendo al vino características de las que carecía y con un sobreprecio a la hora de ponerlo en el mercado.

Por este motivo, se realizaron 11 entradas y registros en los que se obtuvieron numerosas evidencias de la actividad que se estaba desarrollando y se intervino abundante documentación, varios cientos de miles de contraetiquetas falsificadas, efectos y un total de 335.000 euros. Asimismo, se procedió a la intervención de todo el vino afectado que se ha puesto en el mercado.

La operación ha sido desarrollada y dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ponferrada y Fiscalía de área de Ponferrada, siendo instruidas las diligencias por el Equipo de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de León, en colaboración con el Seprona y Unidad Orgánica de Policía Judicial de las comandancias de la Guardia Civil de Ourense, Lugo y Pontevedra, así como personal de la DO Bierzo, Instituto Tecnológico Agrario de la Junta de Castilla y León e inspectores de defensa de Fraudes y Calidad Alimentaria de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia en Ourense. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

(SERVIMEDIA)