Quantcast

Trabajo subirá las pensiones con el promedio del IPC interanual de los 12 últimos meses

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, anunció este jueves el planteamiento del Gobierno consistente en que las pensiones suban con el promedio del IPC interanual de los 12 últimos meses (desde diciembre a noviembre).

Así lo declaró a los periodistas tras participar en un acto sobre emprendimiento y trabajo autónomo en el que se refirió a la propuesta remitida a los agentes sociales para modificar la reforma de pensiones de 2013.

Granado explicó que el Ministerio quiere cambiar el sistema de cálculo para revisar las pensiones, para lo que hasta ahora se utilizaba el IPC de noviembre. Trabajo pretende actualizarlas con el promedio del IPC interanual de cada uno de los últimos 12 meses (desde diciembre de un año hasta noviembre del próximo).

Este sistema lo quiere utilizar ya para la paga compensatoria que se abona a principios del próximo año para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo. En este sentido, Granado apuntó que este promedio del IPC de los últimos 12 meses probablemente vaya a coincidir con el IPC interanual del pasado mes de noviembre, del 1,7%.

De esta manera, el coste de la compensación de las pensiones de 2018 sería de 256 millones, unos 128 millones por la décima de más que se compensará (frente a la subida general del 1,6% que se aplicó este año) más otros 128 millones para consolidar este incremento en las pensiones, de manera que la subida del próximo año se aplique sobre la pensión compensada.

Aseguró que esta paga compensatoria se abonará a todos los pensionistas, independientemente de lo que hayan subido sus pensiones este año.

Así, Trabajo elaborará una norma que habilite este cambio y deberá convalidarse en las Cortes. Incluirá una cláusula de revisión a final de cada año.

Además de trasladar este planteamiento a los agentes sociales, también se le hará llegar a la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo.

Fuentes del Ministerio explicaron que esta norma podría aprobarse en el último Consejo de Ministros del año para poder abonar la paga compensatoria en enero o febrero de 2019. También se pretende usarlo para la compensación de la subida del próximo año.

Si el diálogo social y el Pacto de Toledo lo avalan como mecanismo permanente para revisar las pensiones, entonces se aplicará plenamente a partir de 2020, tanto para la actualización anual de las pensiones como para el cálculo de la compensación.