Quantcast

El Gobierno deja en el aire la presentación de los Presupuestos según el “resultado” de las negociaciones

El Gobierno de España dejó este viernes en el aire que vaya a enviar al Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado para 2018 con las medidas que ya tiene pactadas con Unidos Podemos y lo condicionó al “resultado” de las negociaciones que está manteniendo con el resto de socios parlamentarios, entre los que destaca la negativa de los partidos independentistas.

Así respondió la ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada sobre la posibilidad de que las cuentas públicas que han pactado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ni siquiera sean aprobadas por el Consejo de Ministros y que, como ha dicho el líder de Podemos, eso provoque un adelanto de las elecciones generales.

Celaá insistió este viernes en que “sigue trabajando” para aprobar los Presupuestos Generales del Estado del año que viene y manifestó su tranquilidad porque “hay tiempo todavía” para conseguirlo. Sin embargo, dejó en el aire que las cuentas del año que viene vayan a aprobarse y enviarse al Parlamento, a pesar de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó ayer mismo que el objetivo es presentarlos a principios de diciembre.

La portavoz del Ejecutivo afirmó que la decisión sobre si se presentan o no los Presupuestos Generales del Estado y se entregan al Congreso de los Diputados para su debate parlamentario se tomará “al observar el resultado de ese trabajo” que está llevando a cabo el Ministerio de Hacienda.

Al respecto, indicó que el Gobierno cuenta con “mayoría absoluta” en el Congreso para aprobar los Presupuestos si se tiene en cuenta los partidos que apoyaron el pasado 1 de junio la moción de censura para echar a Mariano Rajoy de la Moncloa e investir a Pedro Sánchez como nuevo presidente.

Explicó que el Ministerio de Hacienda está hablando con todos esos partidos para conseguir que vuelvan a unirse para aprobar los Presupuestos de 2019. “El Ministerio de Hacienda sigue en contacto con otras fuerzas políticas que estuvieron en la moción de censura y consideraron que el objetivo de esa moción de censura era desplegar una agenda de cambio”, dijo.

Celaá admitió la “dificultad” que entraña congregar a todas esas fuerzas políticas en cada votación pero hizo un llamamiento a ellos para que permitan “mantener el despliegue de esa agenda social” con la que Pedro Sánchez justificó la moción de censura contra Rajoy.

“El Gobierno sigue trabajando día y noche para que esas cuentas, que consideramos de gran importancia y contribuyen a la solidaridad de la ciudadanía española, salgan adelante. Hay tiempo todavía”, dijo. “Tenemos la determinación de seguir la legislatura porque hay acción de gobierno suficiente para para seguir trabajando por los ciudadanos”.

Finalmente, Celaá se refirió también al augurio de Pablo Iglesias de que un fracaso del Gobierno con los Presupuestos Generales podría implicar la convocatoria anticipada de elecciones generales el próximo mes de marzo y replicó que el líder de Podemos es “muy libre de hacer sus consideraciones” pero La Moncloa “tiene que mantener su línea de trabajo” porque “no nos sentimos rehenes de opinión alguna y mantenemos nuestra propia agenda”.