Quantcast

Las mejores rutas del mundo por carretera, según ‘Lonely Planet’

-

2
Alemania: los altos de la Selva Negra

Resultado de imagen de Geroldsauer Wasserfall

Kerry Christiani empieza su camino un día de invierno, y describe una postal navideña hecha realidad: por la noche, la nieve cubre los picos más altos (1400m), y por la mañana, el sol reluce en los abetos escarchados. Abajo, en los valles, pueblos de cuento se amontonan. A primera hora, la carretera de la Ruta Alta de la Selva Negra (Schwarzwaldhochstrasse) se presenta tranquila, pero transitable. Las vistas sublimes compensan las vueltas y curvas que obligan a cambiar de marcha. Sube empinada desde Baden-Baden hasta Freudenstadt a través del corazón boscoso del Parque Nacional de la Selva Negra. Si el día es claro, las vistas abarcan desde el valle del Rin y los Vosgos en la vecina Francia.

La primera parada regala una bonita cascada: la Geroldsauer Wasserfall. Más allá, el bosque conduce a Waldgaststätte Bütthof, una cálida taberna rústica llena de lugareños bebiendo Glühwein (vino caliente especiado). El lugar perfecto para un tentempié antes de retomar la carretera, que a partir de aquí serpentea por redondeados montes camino a Mummelsee, un lago de origen glacial. Desde él, se abre una senda que sube al Hornisgrinde (1164m), el monte más alto de la Selva Negra septentrional. Tras dormir a orillas del lago en el Berghotel Mummelsee, es buena idea visitar las cascadas de Allerheiligen, y continuar por una breve senda hasta una abadía gótica en ruinas, con la nave a cielo abierto. De nuevo al volante, el final oficial de la ruta es Freudenstadt, duramente bombardeada durante la II Guerra Mundial. Como no tiene el encanto de otras localidades, lo mejor es seguir hacia el sur, sumando un par de días más para llegar al valle del Kinzig y disfrutar de sus pueblos de colores y madera, como Schiltach, Hausach y Gengenbach. Desde este valle, la B33 baja pasando por Hornberg, camino de Triberg, donde están las cascadas más altas de Alemania. Parece un buen punto final de la aventura.

Hoja de ruta

Inicio: Baden-Baden
Final: Triberg
Distancia: Son 60 km por la Ruta Alta de la Selva Negra; 121 km si se incluyen el valle del Kinzing y Triberg.
Cómo llegar: El aeropuerto más cercano es Karlsruhe/Baden-Baden.
Cuándo ir: Consúltese el estado del tiempo antes de partir. En invierno puede nevar; hay que llevar cadenas de nieve.
Más información: Para puntos de interés, atracciones, hoteles y restaurantes, www.schwarzwaldhochstrasse.de. Información general en www.blackforest-tourism.com.