Quantcast

Las adicciones más extrañas y curiosas del mundo

-

2
Adicto al olor de los chicles masticadosTodos conocemos a la típica persona que se pasa el 90% del t


Adicto al olor de los chicles masticadosTodos conocemos a la típica persona que se pasa el 90% del tiempo con un chicle en la boca. Esta es una 'adicción' relativamente normal, que estamos acostumbrados a ver en nuestro día a día y la vemos igual de normal que la de morderse las uñas. Sin embargo, lo que no nos imaginábamos nunca es que con los chicles también se puediese desarrollar otra adicción bastante extraña… Es el caso de un joven estadounidense llamado Ryan, que siente la necesidad de oler chicles que además han tenido que ser masticados previamente. Todo esto le lleva a ir recogiendo y despegando chicles allá donde los encuentre para juntarlos en una bolsita y olerlos.