Compartir

El restaurante Salamanca, ubicado en el barrio de la Barceloneta de Barcelona, ha sido el escenario de una insólita pelea entre sus trabajadores y unos clientes.

El lamentable incidente se ha producido esta madrugada de viernes, cuando de repente, y según han recogido las cámaras de vigilancia, los jóvenes agresores la emprendían contra los trabajadores con patadas, puñetazos y lanzando sillas.

Los jóvenes, que son habituales de la zona y que por la tarde habían robado un bolso, se personaron en el restaurante para pedir las sobras de la comida. Ante la negativa de los dueños del local, comienza la pelea.

Según ‘La Vanguardia’, los dueños del local no han presentado una denuncia contra los agresores, que son unos delincuentes conocidos del barrio, porque según dicen “no merece la pena. Tardamos más tiempo en ir a la comisaría, hacer la cola y presentar la denuncia, que el tiempo que tardarán ellos en quedar en libertad cuando los detengan. No nos compensa”.

Según ‘El Periódico’, los mossos han abierto una investigación.