Compartir

Un niño de seis años ha muerto en la bañera de su vivienda en el municipio sevillano de Palomares del Río. La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas del fallecimiento.

Según ‘El Diario de Sevilla’, que cita fuentes del 112, pese a que en un primer momento se pensó que el menor habría fallecido por ahogamiento, los análisis forenses indican que podría haberse tratado de una muerte natural, relacionado con una enfermedad del pequeño.

Hacia las 14 horas de la tarde de este domingo, un familiar llamaba al servicio de emergencias informando de la muerte del niño. Cuando llegaron los sanitarios y la Guardia Civil a la vivienda familiar, no pudieron hacer nada por el pequeño.

Los agentes permanecieron en la vivienda hasta pasadas las 16 horas de la tarde, cuando llegó la orden judicial de levantar el cadáver.

Los familiares han tenido que ser atendidos por crisis de ansiedad.