martes, 29 septiembre 2020 6:50

Cuatro de cada cinco mujeres asesinadas en 2020 por sus parejas no denunciaron a su agresor

El 79,3 por ciento de las 29 mujeres asesinadas este año por sus parejas o exparejas nunca había denunciado a su agresor, según las estadísticas de la Delegación del Gobierno contra la violencia de Género, actualizadas este 20 de agosto para incluir de la mujer de 61 años asesinada presuntamente por su excónyuge en la provincia de Murcia.La víctima había sido agredida el día 22 de julio de 2020 y falleció el día 19 de agosto de 2020 a consecuencia de las lesiones.

Desde 2003, han sido asesinadas 1.062 mujeres por violencia de género en España. En lo que va de año, el número de fallecidas es un 32% inferior al del mismo periodo del año pasado.

Así, solo seis de las víctimas mortales registradas este año habían presentado denuncia previa contra su maltratador, aunque dos de ellas desistieron posteriormente del proceso, mientras que en otro caso no consta. Exclusivamente en uno de los casos la medida de protección estaba en vigor y se quebrantó cuando se produjo el crimen porque en otros casos había expirado el periodo de vigencia de las mismas.

El 69% de las mujeres asesinadas este año eran españolas, frente a un 31 por ciento de otras nacionalidades. En el caso de los agresores, el 82,8% eran españoles, frente a un 17,2% de extranjeros. En un 72% de los casos víctima y agresor eran pareja y el 75% convivían en el mismo domicilio. Casi un tercio de las víctimas mortales tenía entre 41 y 50 años y un 20% tenía entre 31 y 40. Este año, destaca que hay cinco casos en los que víctima y agresor tienen entre 71 y 84 años.

Por regiones, Andalucía y Cataluña encabezan el ranking con 6 víctimas mortales; seguidas de Castilla-La Mancha y Valencia, con 3 casos cada una; Canarias, Galicia y Madrid, con 2 casos cada una; y Asturias, Baleares, Castilla y León, Murcia y País Vasco, con un caso cada uno.

Las 29 víctimas mortales dejan un total de 13 huérfanos menores de 18 años y tres menores asesinados, cifra esta última que iguala a la de todo el año pasado. En cuanto a los agresores, seis se suicidaron tras el crimen y otros cinco lo intentaron.