Quantcast

Urkullu solicita formalmente a Sánchez el estado de alarma en toda España

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha solicitado ya formalmente al presidente Pedro Sánchez que declare el Estado de Alarma en todo España y que lo gestionen los presidentes de las comunidades autónomas.

A su juicio, hay una “alta probabilidad de que sea necesario adoptar estas próximas semanas nuevas medidas, más restrictivas e intensas”, entre las que ha citado la limitación de la actividad nocturna, los cierres perimetrales de zonas o municipios, o confinamientos “más estrictos”, que podrían afectar a áreas específicas o incluso a toda Euskadi.

En una rueda de prensa celebrada la sede de Lehendakaritza, en Vitoria, acompañado de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, Urkullu ha anunciado que la petición del estado de alarma ya está formalizada.

El presidente del Gobierno Vasco ha señalado que son varias las razones que motivan esta petición, como son “la escalada de casos positivos que se está produciendo estos últimos días”, una tendencia que “se seguirá manteniendo también los próximos días”.

También ha citado las “limitaciones de actuación con que se encuentra el Gobierno Vasco desde el punto de vista jurídico”, después de que el TSJPV no haya autorizado en varias ocasiones prohibiciones que pretendía establecer, al considerar que “vulneran derechos fundamentales”. Ayer mismo, el alto tribunal vasco impidió la “prohibición” de la limitación a seis personas de los encuentros sociales en lugares públicos y privados.

“Hasta ayer creíamos que en Euskadi teníamos competencias suficientes, en base a la propia declaración de emergencia sanitaria, la Ley de Salud Pública y el texto refundido de la Ley de Emergencias”, ha reconocido antes defender que al Gobierno Vasco le compete garantizar y preservar la salud, “no solo de las personas enfermas y sus contactos”, como dicta el TSJPV, “sino de todas las personas”.

En este sentido, ha explicado que solicita el estado de alarma para el conjunto de España porque “hay comunidades autónomas, limítrofes al País Vasco, que están adoptando otras decisiones avaladas por los Tribunales Superiores de Justicia de esas comunidades”, y porque la transmisión comunitaria se da en el conjunto de España, donde hay situaciones “incluso más graves que las del conjunto de Euskadi”. “Tenemos que estar preparados para el riesgo de más casos y que superemos la tasa de 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes”, ha explicado.

Por ello, ha pedido la declaración del estado de alarma y que se faculte a los presidentes de comunidades autónomas, de manera delegada para su gestión, “y hacerlo de manera coordinada en el conjunto del Estado y por tanto, también con el Gobierno español”.

PREOCUPACIÓN DE SÁNCHEZ

Asimismo, ha informado de que tras la intervención del presidente Sánchez ante los medios de comunicación, le ha escrito e “inmediatamente” el presidente del Gobierno central le ha contestado agradeciéndole el envío de la solicitud. “Me ha dicho que lo va a estudiar con preocupación”, ha señalado.

También ha indicado que ha mantenido conversaciones con otros presidentes de comunidades autónomas, como el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, y ha enviado copia de la carta enviada a Sánchez a presidentes de comunidades autónomas, empezando por las más próximas, como son Navarra, La Rioja y Cantabria, además de Galicia, Madrid, Extremadura y Valencia.

Urkullu ha dicho que no quiere “polémicas ni medallas con esta cuestión”, sino que “se trata de la salud de las personas” y cree que su planteamiento es “compartido por muchos presidentes de comunidades autónomas”, aunque no ha querido precisar si alguna comunidad le ha trasladado su disposición a solicitar también el estado de alarma.

Además, ha afirmado que ha comunicado su decisión de solicitar la convocatoria del estado de alarma a todas las instituciones vascas que forman parte del Comité Asesor de Protección Civil de Euskadi, y ha destacado que cuenta con el respaldo de las autoridades sanitarias, tanto del Departamento de Salud como de la Comisión técnica del LABI.

Ante la posibilidad de que esta convocatoria del estado de alarma pudiera suponer una recentralización, Urkullu ha recordado que se mostró crítico “con la forma” de gestionar el estado de alarma durante el confinamiento, y ha explicado que entonces ya planteó la modificación de la legislación ordinaria para que se pudieran adoptar medidas sin declarar el estado de alarma.

“No se ha adoptado ninguna decisión. Por tanto, si estamos en una situación gravísima y en Euskadi, para adoptar determinadas medidas que incidan en la preservación de la salud de todas las personas, nos tenemos que acoger a la legislación española porque no es suficiente a juicio del Tribunal con la legislación vasca, creo que lo que prima es la salud de las personas”, ha insistido.

NUEVAS MEDIDAS

El lehendakari ha afirmado que existe, además, una “alta probabilidad de que sea necesario adoptar estas próximas semanas nuevas medidas, más restrictivas e intensas, para contener la propagación del virus”.

Urkullu, que ha recordado que la vigencia del estado de alarma que solicita sea declarado es de 15 días, ha indicado que entre las medidas que el Gobierno Vasco considera que podrían tener que aplicarse se encuentra la prohibición de las agrupaciones de más de seis personas ajenas a la unidad de convivencia, una limitación que en la actualidad tiene carácter de ‘recomendación’.

Otras opciones que baraja el Ejecutivo, y cuya aplicación estaría condicionada a la evolución de la pandemia, y a la propia declaración del estado de alarma, son la limitación de la actividad nocturna –Urkullu ha rechazado el uso del término ‘toque de queda’–, los cierres perimetrales de zonas o municipios, o confinamientos “más estrictos” que podrían afectar a áreas específicas o incluso a toda Euskadi.

También ha sido preguntado sobre la posibilidad de que se pueda plantear un confinamiento de un territorio o de toda la comunidad autónoma y ha contestado que lo analizarán “en función de la evolución de los casos y de la tasa de incidencia acumulada por 100.000 habitantes”.

“Habrá que adoptar medidas en caso de que haya un número importantísimo de municipios de un mismo Territorio Histórico, pero habrá que evaluar si eso incide en la movilidad de todos los vascos”, ha explicado antes de destacar que la movilidad entre Territorios es “muy alta” por razones de estudios y de trabajo.

Por último, ha informado de que “hoy por hoy” no está en riesgo el sistema hospitalario vasco, que presenta una ocupación aproximada de 60 camas en las UCI, aunque ha recordado que hay otras 300 camas de UCI ocupadas por otras patologías. “Afortunadamente no estamos en esa situación”, ha subrayado.

Euskadi ha detectado este pasado jueves 1.207 nuevos casos positivos en covid-19, lo que supone 174 contagios más que en la jornada anterior, y un nuevo máximo histórico. También se ha incrementado la tasa de positividad hasta el 8,5% sobre el total de 14.440 pruebas PCR y de antígenos realizadas. Guipúzcoa, en ‘alerta roja’, tiene 22 municipios con más de 500 contagios por 100.000 habitantes en 14 días, y en Vizcaya seis rebasan la ‘línea roja’, mientras que los ingresados en UCI ascienden a 69.

Comentarios de Facebook