lunes, 21 septiembre 2020 2:10

Rejuvenecer plantillas y erradicar la precarización

El Ministerio de Universidades ha mostrado este jueves su satisfacción por los avances producidos en el diálogo con los sindicatos en relación con el nuevo Estatuto del Personal Docente e Investigador de las Universidades que, entre otros aspectos, contempla rejuvenecer plantillas y erradicar la precarización.

“Salimos contentos porque vamos avanzando en el proceso de diálogo, con sindicatos y otros actores, con los que nos estamos reuniendo, de la comunidad universitaria“, ha asegurado la directora de Gabinete del ministro, Marta Cruells, tras una reunión con representantes de la organizaciones sindicales.

En concreto, Cruells ha explicado que el Ministerio de Universidades coincide con los sindicatos “en el diagnóstico”, en la necesidad “rejuvenecer las plantillas del personal docente e investigador de la universidad, de desprecarizar también muchas de las figuras laborales que han sufrido una precariedad importante”.

“Estamos avanzando en el diálogo en esta dirección y esperamos seguir avanzando”, ha manifestado, para después anunciar que habrá nuevas reuniones en las próximas semanas. “Esperamos tener finalmente un estatuto en positivo para el conjunto de la comunidad universitaria“, ha zanjado.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha informado de que, durante el encuentro, ha advertido al secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, de que la reforma universitaria que prepara el Gobierno “no introduce medidas para acabar con la precariedad de los docentes e investigadores laborales, que suman más de la mitad de la plantilla en las universidades públicas españolas”.

“Hemos criticado que el Gobierno apueste por laboralizar la plantilla del Personal Docente e Investigador (PDI) frente a la disminución de los cuerpos docentes universitarios”, ha manifestado CSIF, para después añadir que “se prevé, por ejemplo, que los Titulares y Catedráticos puedan ser personal laboral”.

Para CSIF, “esto ni ocurre en el resto del sistema educativo español ni en universidades de referencia como las alemanas, en donde todos los profesores universitarios son funcionarios”.

“Corremos el riesgo de que con la excusa de una mayor flexibilidad se pueda contratar a docentes con menos garantías o que aparezcan retribuciones moduladas de manera arbitraria por rectores o consejeros autonómicos”, ha alertado. Finalmente, CSIF ha criticado que el Ministerio “no introduce ni una medida que mejore las condiciones laborales de los Profesores Asociados.