martes, 29 septiembre 2020 6:12

Puig aboga por cambiar ley para acabar con prostitución y recuerda que los burdeles están prohibidos

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha recordado este viernes que “los prostíbulos ya están prohibidos”, aunque ha defendido que “debe ir cambiando la legislación para acabar con la prostitución”, una problemática que “va mucho más allá de la pandemia”.

Así se ha pronunciado Puig en rueda de prensa después de mantener una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi) para abordar la aplicación de las medidas de control de rebrotes de Covid-19, preguntado sobre la petición que la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha realizado a las comunidades autónomas, por medio de una carta, para solicitar el cierre de los prostíbulos y lugares de alterne con motivo del coronavirus.

A pesar de que el ‘president’ ha asegurado que “los prostíbulos ya están prohibidos”, también ha reconocido que “se sabe que hay espacios de carácter público o privado en los que se produce la prostitución”. “Prostíbulos como tal no existen, existen licencias de bares, hoteles o residencias”, ha matizado Puig, a la vez que ha destacado que “estamos ante una cuestión que va mucho más allá de la pandemia, una cuestión que se debe abordar”.

Así, Puig ha asegurado que “el objetivo es acabar con la prostitución” y por lo tanto con “el esclavismo que se produce”. “Yo creo que debe de ir cambiando la legislación para acabar con la prostitución”, ha remarcado.

Además, el president de la Generalitat ha recordado que con la nueva regulación de restricciones para el ocio nocturno todas estas actividades “se deben cerrar en un momento determinado y deben de cumplir aquello que está previsto en la normativa”.

“Es cierto que hay alguno que intenta bordear la legalidad pero lo que sí que es ya un compromiso de las fuerzas de seguridad es que todos los establecimientos de ocio nocturno cumplan la normativa vigente”, ha asegurado.

Según ha señalado Puig, “la policía autonómica tendrá una reacción preferente en aquellos puntos en los que se pueda producir algún tipo de situación que permita alejarse del cumplimiento normativo”, y ha recordado que “la policía nacional y la guardia civil tienen activado desde hace bastante tiempo un seguimiento especial de esos lugares en los que puede producirse la prostitución”.