Compartir

Galicia va a dar un paso más en el camino de igualdad y obligará a instalar cambiadores de bebés en los baños públicos de hombres, salvo que exista una sala de uso mixto. Según informa ‘El Faro de Vigo’ ésta será una de las novedades que recogerá la futura ‘Ley de Impulso Demográfico’ que coordina la Consellería de Política Social’.

El proyecto de ley que será presentado en las próximas semanas, para aprobarlo antes de que acabe la legislatura, elevará a rango de ley todas las políticas orientadas a fomentar la natalidad.

Las nuevas exigencias, según ese texto, van dirigidas a todos los nuevos edificios de uso público, tanto de titularidad privada como de una administración, que deberán tener salas especiales que faciliten el cuidado de los hijos. Para los ya existentes, la Xunta promoverá que se realicen reformas para adecuarlas a la nueva realidad.

Más allá de los cambiadores, la ‘Ley de Impulso Demográfico’ también se refiere a las plazas de aparcamiento tanto en edificios de titularidad pública como privada y apunta a que deberán habilitar plazas adaptadas (más amplias) y reservadas para las familias con hijos menores de 12 años de edad.