Quantcast

Extinction Rebellion inicia su desobediencia civil el 1 noviembre en Madrid

Extinction Rebellion (XR) ha convocado diversas acciones de desobediencia civil en Madrid entre el 1 y el 6 de noviembre para luchar contra la emergencia climática bajo el lema ‘La inacción climática supone morir’.

La primera de las acciones tendrá lugar el domingo, 1 de noviembre, en Madrid, a las 11.45 horas en la Plaza de Canalejas, bajo el lema ‘Inacción = muerte’. Al día siguiente, lunes 2 de noviembre, tendrá lugar por la tarde, concretamente a las 17:00 horas, la acción ‘Mareas’, que estará basada en una obra artística sobre los mares y se realizará en la Plaza de Callao.

Estas y todas las acciones previstas entre el 1 y 6 de noviembre se realizarán respetando las restricciones sanitarias y teniendo en cuenta el uso de geles hidroalcohólicos, mascarillas y distancia de seguridad.

“La semana de rebelión estaba programada para principios de octubre y se pospuso por la situación de incertidumbre pero no podemos quedarnos parados indefinidamente ante la situación crítica de los ecosistemas”, explican desde XR.

Las movilizaciones tienen dos principales enfoques: la inacción supone la muerte y la pérdida de biodiversidad conlleva un aumento del número de pandemias. Sobre el primer enfoque, XR señala que en 2019 hubo 25 millones de desplazamientos provocados por desastres ecológicos, según el Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno.

Además, alerta que en España habrá más de 200.000 personas expuestas a los estragos provocados por el aumento del nivel del mar para mitad de siglo. El segundo enfoque pretende arrojar luz sobre el coronavirus. El colectivo indica que hay una relación directa entre la pérdida de biodiversidad y el aumento del número de pandemias.

“Unos ecosistemas sanos y funcionales son la mejor barrera de contención frente a estos peligros para la salud”, comentan desde XR. El colectivo considera que los problemas derivados del colapso ecológico agudizan el contexto de crisis sanitaria y hacen urgente la movilización. Este tipo de acciones ya se han realizado en otros países como Reino Unido e incluso en puntos de España, como Barcelona, Granada o Santander.

Estas reivindicaciones tienen como objetivo conseguir una recuperación verde tras el coronavirus y eso creen que deben pasar por implementar sistemas de democracia “más robustos”, como asambleas ciudadanas que, asesoradas por la comunidad científica, sean capaces de tomar decisiones que contengan la crisis climática.

Comentarios de Facebook