Quantcast

Euskadi no prevé adoptar restricciones a las ya vigentes para afrontar la Covid-19

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha anunciado este viernes que el Consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi ha decidido no aplicar restricciones adicionales, tras analizar la situación epidemiológica y asistencial actual en torno al covid-19, pero ha subrayado que “no hay que relajarse sino que se deben mantener con carácter general, las medidas vigentes en la actualidad”.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido el Consejo asesor que le asiste como director único del LABI que se aprobó para hacer frente a la situación creada por el coronavirus.

Tras la reunión, Sagardui ha comparecido en rueda de prensa en Vitoria para informar de que se mantiene las medidas vigentes a día de hoy y ha recordado la importancia de cumplir “estrictamente” las pautas preventivas.

De esta manera, se mantienen vigentes las medidas restrictivas publicadas en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) el pasado 19 de agosto que incluyen, entre otras, el cierre de los locales de ocio nocturno, sanciones a quienes hagan botellón y que prohíben fumar cuando no haya una distancia mínima de dos metros. La hostelería deberá seguir cerrando a la una de la madrugada y el transporte público media hora más tarde como máximo.

Según ha explicado, las tasas de incidencia mantienen una tendencia “decreciente” y el porcentaje de positividad de los test PCR “continúa descendiendo lentamente”.

En cuanto al impacto del coronavirus en el ámbito asistencial del sistema sanitario, ha destacado que “sigue descendiendo progresivamente” la cifra de personas ingresadas.

En este sentido, ha informado de que Euskadi podría llegar a contar con 620 camas de UCI y ha subrayado que “no ha sido necesario” pasar al escenario dos del Plan de Contingencia de UCIs en toda la curva epidémica de esta segunda ola.

Por otro lado, ha explicado que el número reproductivo básico (Rt) muestra una tendencia decreciente desde hace aproximadamente mes y medio. Asimismo, ha subrayado que en Euskadi no hay ningún foco activo y los que había “están todos controlados”.

Preguntada sobre si le preocupa al Gobierno la situación de alguna localidad en concreto, la consejera ha explicado que el estudio que realizan es de todas las poblaciones y de comunidad “en su conjunto”, ya que la movilidad que hay entre las ciudades y los pueblos es “muy grande”.

“En estos momentos estamos centrados en la situación en general y en esta presenta una mejora de los datos progresiva. No podemos hablar de que estemos estables del todo pero se van dando pasos. Vamos a ver si se consolida esa situación”, ha indicado.

Sobre la posibilidad de que el confinamiento que se va a iniciar este viernes en Madrid pueda ayudar a mejorar los datos de Euskadi, la consejera ha rechazado hablar de la situación de otras comunidades, aunque ha reconocido que se informan de las medidas que se están adoptando y de la repercusión de las mismas.

VÍAS PARA FRENAR EL VIRUS

La consejera ha explicado que a la vista de esta evolución, la vía para frenar el virus va a seguir abarcando tres frentes: la detección precoz, la vigilancia de los casos y contactos, y las medidas de prevención individuales y colectivas.

En concreto, ha recordado que si hay síntomas de la enfermedad, hay que llamar al centro de salud y ponerse en aislamiento. Además, ha subrayado que la vigilancia de los casos y contactos va a continuar haciéndose a través de la red de vigilancia, “volcada en identificar los contactos estrechos con el fin de evitar la propagación del virus”.

“A día de hoy, prácticamente la mitad de positivos en Euskadi se están detectando como contactos asintomáticos”, ha indicado antes de subrayar la importancia de las medidas de prevención individuales y colectivas –como el distanciamiento social, la higiene de manos y el uso de mascarilla–, ya que “cada uno de nosotros y nosotras podemos hacer mucho para frenar la epidemia y no debemos relajarnos”.

También ha avanzado que los test de antígenos serán incorporados “oportunamente” en los protocolos de Osakidetza para su utilización, y también estudian usar los test de saliva. “De momento estamos pensando en la incorporación de los test antigénicos”, ha insistido aunque no ha dado a conocer ningún plazo para su uso.

Asimismo, ha destacado que Euskadi es la comunidad que más test PCR realiza y cree que las pruebas diagnósticas son “numerosas y suficientes”.

La consejera cree que en la situación actual del covid-19 es necesario continuar evaluando la incidencia de la pandemia en Euskadi y ha señalado que en función de los datos “se adoptarán otras decisiones, si fuera necesario”.

Preguntada sobre si se plantean modificar las medidas ya vigentes, como la limitación de aforos o las actividades de ocio, Sagardui ha insistido en que en estos momentos cree necesario “mantener la prudencia” y ha subrayado que las medidas adoptadas “son válidas” y por ello se van a mantener.

“Las medidas establecidas van a ser las que sigan vigentes mientras no consideremos que hay una situación consolidada o de evidente mejoría, para poder relajarlas o modificarlas”, ha explicado.

Asimismo, ha rechazado avanzar algún planteamiento de cara a las fiestas navideñas porque “la evolución de la pandemia ha mostrado que la situación puede cambiar de un momento a otro”. “Hablar del escenario de Navidad no sería prudente por nuestra parte”, ha señalado.

VACUNACIÓN DE LA GRIPE

Sagardui ha informado de que este próximo lunes, va a comenzar la vacunación contra la gripe en las residencias de personas mayores y también para todo el personal sanitario y sociosanitario.

Al respecto, ha recordado que todos los años Osakidetza realiza campaña de vacunación contra la gripe, también entre el personal sanitario, y ha destacado que esta vacuna es voluntaria.

En la reunión del LABI han estado presentes el vicelehendakari primero y Consejero de Seguridad, Josu Erkoreka; la consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi; la consejera de Salud, Gotzone Sagardui; el consejero de Educación, Jokin Bildarratz; el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, y el director General de Osakidetza, Juan Diego.

También han tomado parte los diputados generales Ramiro González, Markel Olano y Unai Rementería; los alcaldes de las tres capitales, Gorka Urtaran –también el presidente de Eudel–, Juan Mari Aburto y Eneko Goia, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso.

Comentarios de Facebook