Quantcast

Rivera propone que haya en los colegios una asignatura obligatoria sobre la Constitución

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se comprometió este lunes a impulsar si llega al Gobierno una asignatura troncal y obligatoria sobre la Constitición y una selectividad única para toda España.

En un encuentro informativo organizado por ‘El Mundo’, Rivera se declaró convencido de la necesidad de que todos los estudiantes aprendan en las escuelas los principios de la Constitución, que España es un Estado social y de Derecho o qué es la economía de mercado, y avanzó además que quien se sienta “molesto” con esa idea es que “tiene un problema con la Constitución y con la democracia”.

Se comprometió también a impulsar una selectividad única para toda España, todo ello por entender que la educación no es solo un “ascensor social” y el motor de la igualdad de oportunidades sino también instrumento de cohesión social y territorial.

En ese capítulo, se comprometió a “acabar con el adoctrinamiento” en las escuelas mediante el impulso de la Alta Inspección y a garantizar algo “revolucionario”, que se pueda estudiar en español en todas las aulas de España frente a quienes han entendido el bilingüismo como exclusión de la lengua común. Considera urgente también que el inglés sea lengua vehicular, y propuso por ello cursos intensivos en julio y agosto para “colaborar con la conciliación de las familias”.

En su intervención, dejó claro que no le interesa el pasado “salvo para aprender de los errores”, y alertó de que ante las elecciones generales del próximo 28 de abril él es el único candidato a la Presidencia del gobierno que está diciendo lo que quiere hacer, cómo y con quién, apostando por un gobierno constitucionalista de coalición con el PP que conforme una alternativa para echar al PSOE a la oposición.

Definió un proyecto para España con tres pilares fundamentales: una economía de mercado abierta y moderna; regeneración democrática, con un presidente del Gobierno que diga a Bildu “no vais a pintar nada” y que no esté pendiente de los independentistas; e igualdad y unión entre españoles, valores que considera “en jaque”.

“ESPAÑA SÍ O ESPAÑA NO”

En el ámbito económico apostó por la moderación fiscal para atraer talento e inversiones, por una economía al servicio de las familias y las clases medias, y en el de regeneración democrática insistió en la necesidad de modificar la forma de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la ley electoral, de suprimir aforamientos y de eliminar “dedazos” y sustituirlos por concursos públicos.

Considera que el debate en estas elecciones no es entre izquierda o derecha sino entre “España sí o España no”, y se mostró convencido de que Pedro Sánchez quedó “inhabilitado” para ser presidente del Gobierno por sus acuerdos con los independentistas después del “golpe en Cataluña”. Es, comparó, como si Leopoldo Calvo Sotelo se hubiera mostrado dispuesto a negociar con Antonio Tejero tras el 23-F.

En ese sentido, dijo a Manuel Valls que él conoce “muy de cerca” al PSC y es un partido “sin remedio”, que llegado el momento clave tendrá que elegir si prefiere que el alcalde de Barcelona sea de la plataforma de Ciudadanos o es Ada Colau o Ernest Maragall, y que sin un “trompazo electoral” no hará una reflexión.

Rivera se dirigió expresamente al líder del PP, Pablo Casado, para alertarle de que necesitan sumar para generar una alternativa, por lo que le pidió “pensar en España” y desvelar sus intenciones tras las eleciones. La pregunta, dijo, es si el crecimiento de Ciudadanos será suficiente para compensar la bajada del PP y permitir esa suma.

Respecto a Vox, aseguró que a los populismos se les gana con propuestas, no insultando, y que será ese partido el que una vez en el Congreso de los Diputados tendrá que elegir si permite una investidura de Sánchez o de Ciudadanos, con el acuerdo de Andalucía como ejemplo, es decir, con un apoyo externo a una coalición en la que no está.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook