Compartir
Servimedia

La Policía Nacional está registrando este lunes el domicilio en Madrid del abogado Gonzalo Boyé, defensor del expresidente catalán Carles Puigdemont, dentro de una operación contra el blanqueo de capitales relacionado con el delito contra la salud pública, según informaron fuentes judiciales.

Según estas fuentes, la operación está dirigida por la juez de la Audiencia Nacional María Tardón, que ha ordenado también otros registros relacionados con esta operación. La instructora ha declarado secreta esta causa. Al mismo tiempo, fuentes policiales informaron a Servimedia de que Boyé no ha sido detenido, sino que se está registrando su domicilio en Madrid.

El defensor de Puigdemont, nacido en Chile en 1965, fue condenado en 1996 a 14 años de prisión por colaborar con la organización terrorista ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla. La Audiencia Nacional estableció que el abogado habría colaborado con la banda etarra como miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Boyé estuvo en prisión hasta 2002.

(SERVIMEDIA)