Compartir

Aunque pueda parecer extraño, muy extraño, hay una asociación llamada ‘Almas Veganas’ que se ha convertido en viral en las últimas horas después de que sus responsables fueran entrevistadas por Risto Mejide en ‘Cuatro’ donde explicaron algunos de sus sorprendentes fundamentos.

En su página web la asociación sin ánimo de lucro, creada a finales de 2016, explica que su finalidad es “ser un hogar destinado al rescate de otros animales”.

El colectivo está formado por personas de procedencias y edades diferentes y su misión, según dicen, es “acoger a aquellas animales” (no es una errata, es en femenino) “que son, o son susceptibles de ser, destinatarias de violencia, abuso, maltrato psicológico y, en definitiva, que se encuentren expuestos a condiciones de vida de esclavitud”.

Pues bien, una de sus iniciativas más polémicas ha sido la de querer separar a los gallos de las gallinas “para evitar que las violen”.

“Comer huevos genera la explotación de las gallinas desde que nacen hasta que mueren. Los pollos son separados de las gallinas y, cuando la gallina no pone, es asesinada. Esto es consecuencia directa de nuestro consumo”, explicaban en ‘Cuatro’.

RESPUESTA DE UN GANADERO

La cuenta de Vox en Twitter ha compartido el testimonio de un ganadero que va rechazando, una a una, todas las acusaciones que hicieron las portavoces de ‘Almas Veganas’.