Compartir

La ciudad china de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, epicentro del coronavirus, afronta este miércoles una jornada histórica: por fin se levanta el confinamiento y la población puede volver a salir a la calle.

El único requisito para poder desplazarse desde este 8 de abril será cumplir con un código sanitario. Una especie de pasaporte conocido como ‘código verde’ que confirmará que el ciudadano está libre del coronavirus.

Atrás quedan 76 días de confinamiento donde los 11 millones de ciudadanos han tenido que estar confinados en casa. Todo con el objetivo de frenar la epidemia del coronavirus que se ha cobrado la vida de más de 2.500 personas.