Compartir

Una mujer holandesa de 80 años encontró olvidado en uno de los armarios de su casa de campo un jarrón chino en perfecto estado de conservación que podría superar los 10 millones de euros en una subasta.

Tras encontrar la pieza y desempolvarla, la dueña se puso en contacto con el experto en arte Bosch van Rosenthal, quien se asombró nada más ver la joya, y se pusoen contacto con la delegación de la casa de subastas Sotheby’s en Asia.

“Recibí un email y vi un jarrón extraordinario. Solo por la manera como estaba decorado, era bastante obvio lo que era. Así que tomé un avión rápido y viajé a Europa. Sobre la mesa estaba ese florero, bastante polvoriento, y sin embargo una obra olvidada de porcelana de Qing”, comentó a ‘The Value’, Nicolas Chow, máximo representante de la afamada casa de pujas en Hong Kong.

La obra podría pertenecer a la dinastía Qing del siglo XVIII. Según los expertos el jarrón fue fabricado en 1742 o 1743. En 1954, la pieza apareció en el catálogo de Sotheby’s de Londres como parte de la colección de un experto en cerámica oriental británico y fue comprada por Henry Knight, un afamado coleccionista neerlandés de la época.

Se espera que alcance un precio que supere los 10 millones de dólares.