Compartir

El Ibex-35 se dejó este lunes un 0,08%, lastrado por la banca, en el arranque de una semana que se presenta cargada de referencias.

Junto a los resultados semestrales que empezarán a publicar las grandes compañías, se celebra el debate de investidura y el Banco Central Europeo (BCE) tendrá el jueves una reunión donde podría dar pistas sobre nuevas medidas para flexibilizar la política monetaria.

Bajo este escenario el indicador se deslizó hasta los 9.163,50 puntos, especialmente afectado por la presión del BCE sobre los títulos financieros. Los mayores retrocesos se los anotaron las acciones de Bankia (-4,05%), seguido por Bankinter (-3,90%), el Sabadell (-3,70%), Merlín Properties (-1,29%) y a mayor distancia también los de Caixabank (-0,75%), BBVA (-0,74%) y Santander (-0,36%).

Entre los avances destacaron las revalorizaciones de ArcelorMittal (+2,34%), Grifols (+2,06%), Amadeus (+1,83%), Acciona (-1,12%) y Ferrovial (+1,12%). Entre los valores de mayor capitalización también destacaron las alzas de Endesa (+1,00%) y Naturgy (+0,27%), junto a los retrocesos de Repsol (-0,08%), Inditex (-0,40%) y Telefónica (-0,36%).

Por su parte, la prima de riesgo oscilaba en el entorno de los 74 puntos.

(SERVIMEDIA)