Compartir

La orden de confinamiento no sólo ha paralizado la actividad en el Congreso y el Senado, sino también en la mayoría de las cámaras regionales. Sin embargo los políticos siguen cobrando las elevadas dietas por manutención y desplazamientos.

Según un informe de ‘Cuatro’, entre el Congreso y el Senado, ese gasto supera el millón de euros. En concreto la partida para abonar dietas a los diputados asciende a 628.000 euros, mientras que el dinero que sale para pagar a los senadores es de 492.500.

A día de hoy hay autonomías y ayuntamientos que se están planeando quitar estas dietas, pero la mayoría de ellas se siguen cobrando.

Tras desatarse la polémica, el PSOE ha anunciado que los senadores y diputados destinarán las indemnizaciones que perciben por sus funciones representativas a las donaciones que consideren de mayor interés para luchar contra el COVID-19.

El Partido Popular anunció que va a establecer “un fondo común” para que todos los cargos públicos donen parte de su sueldo y ayuden así en la lucha contra el coronavirus a todos aquellos profesionales y voluntarios que “se están dejando la vida en primera línea”.

Por su parte los diputados y senadores de Ciudadanos decidieron, a título individual, donar dinero de sus retribuciones por gastos y desplazamientos para contribuir a la lucha contra el Covid-19 y a la asistencia de personas mayores a través de entidades sociales de referencia.

Vox ha asegurado que donará “íntegramente” las subvenciones que recibirá su grupo parlamentario en el Congreso durante los meses de marzo y abril a la “asociación de víctimas del coronavirus”.