Quantcast

Demandan al Gobierno de Australia para impedir ampliación de una mina de carbón

Ocho jóvenes de entre 13 y 17 años y una monja católica han presentado una demanda ante la Corte Federal de Australia para tratar de impedir que la ministra de Medio Ambiente del país de las antípodas, Sussan Ley, apruebe la ampliación de una mina de carbón de Vickery, en Nueva Gales del Sur, que emitiría en torno a 370 millones de toneladas de CO2 durante su vida, según ha anunciado en un comunicado el grupo de demandantes.

El caso podría influir en otros asuntos de jurisdicciones del derecho anglosajón. Los ocho jóvenes australianos han lanzado un llamamiento al resto de jóvenes del mundo para que apoyen su objetivo.

La nueva demanda se suma a una lista de litigios climáticos que han presentado jóvenes de todo el mundo, como Portugal. Se trata de la primera vez en Australia en el que se trata de invocar al Ministerio para que apruebe una ley común sobre las medidas de protección a la juventud contra el acmabio climático.

El joven de 16 años Anj Sharma, de Melbourne, ha denunciado que cada verano de manera consecutiva Australia se enfrenta a terribles incendios que detruyen propiedades, inudnaciones que se llevan municipios y que provocan destrucción. “Cada verano de manera consecutiva es etiquetado como el peor verano que se ha vivido en el país y mientras tanto más minas obtienen su permiso de actividad”, lamenta.

“Esto tiene que parar y estoy orgulloso de hacer algo para contribuir a lograrlo”, ha sentenciado.

La ‘guardiana’ del litigio es la hermana Brigid Arthur, de 85 años de edad, involucrada en el Proyecto ‘Brigidine Asylum Seekers’. El Ministerio de Medio Ambiente decidirá si aprueba o rechaza la solicitud de aprobar el proyecto para extender la mina de Vickery.

En un contexto de necesaria reducción de emisión de CO2 a nivel mundial, que conlleva la reducción de los combustibles fósiles, la aprobación de esta mina permitiría extraer 168 millones de toneladas de carbón durante 25 años, lo que provocaría la emisión de 370 millones de toneladas de CO2. Eso equivale al 70 por ciento de las emisiones totales de Australia durante 2019.

Comentarios de Facebook