Compartir

La indignación no deja de crecer tras el hallazgo de una ballena muerta en la isla italiana de Cerdeña que tenía 22 kilos de basura en su interior, la mayor parte plástico.

La organización World Wildlife Foundation ha lanzado la voz de alarma sobre los desechos en el mar Mediterráneo y ha denunciado que es la quinta ballena que muere por los plásticos en los últimos dos años.

La organización defensora del medio ambiente ha puesto el acento en que el cachalote, de ocho metros de largo, tenía en su interior botellas, alambres o bolsas que ocupaban las dos terceras partes de su interior.

Plásticos encontrados en el interior del cachalote

Lucca Vittau, presidenta de SEAME, la organización del cuidado marítimo que se encargó del cetáceo, denunció en la ‘CNN’ que el animal estaba en estado de gestación pero había sufrido un aborto antes de quedar varada frente a la costa.

El ministro de medio ambiente, Sergio Costa, ha denunciado lo sucedido con una publicación en Facebook en la que ha denunciado la muerte del cacholete víctima de los plásticos y ha subrayado “¿Hay alguien que diga que estos no son problemas importantes? Para mí, sí, y son prioridades”.

Questo capodoglio è stato trovato morto a Porto Cervo in Sardegna: nella pancia aveva un feto e 22kg di plastica… C'è…

Publicada por Sergio Costa en Domingo, 31 de marzo de 2019