Compartir

El equipo de ‘GH VIP’ ha tenido que activar un plan de emergencia para evitar que los piojos se contagiaran entre los concursantes del reality.

Fue Alba Carrillo la primera en darse cuenta de que algo no marchaba bien. Finalmente descubrió que tenía piojos, por lo que alertó al resto de sus compañeros.

La organización ha decidido someter a todos los concursantes a un tratamiento antipiojos para evitar que estos nuevos inquilinos se apoderen de la casa de Guadalix de la Sierra.