Quantcast

Rafa Mora y otros colaboradores de “Sálvame” que han quedado como analfabetos

No es ninguna sorpresa enterarse de que para trabajar en “Sálvame” no te exigen tener un doctorado ni te piden que te pongas a recitar La Ilíada. La cosa es mucho más chusca, y el nivel de exigencia mucho más bajo. Los sueldos que se pagan, eso sí, seguro que son más altos que los de los doctores, y ni que decir tiene, que los de quienes se saben La Ilíada de memoria. Ciertamente, la cosa da rabia. Y el recurso fácil, el del orgullo herido, es burlarse de los colaboradores de “Sálvame” por ignorantes y analfabetos. Desde luego, algunos así lo han demostrado en sus intervenciones.

Es imposible esperar de “Sálvame” y otros realities un estilo retórico elevado, rico y plagado de referencias culturales. Cierto es que a Jorge Javier Vázques, presentador de ese programa y de otros tantos, sí que le gusta hacer gala de sus conocimientos culturales y literarios. Pero él mismo es consciente de que el nivel a su alrededor está muy lejos del suyo. No le hace falta más que intercambiar unas pocas frases con ellos para darse cuenta de que no está precisamente en una tertulia literaria. Estos son algunos de los colaboradores de “Sálvame” que han dejado en evidencia su escaso nivel cultural.

Rafa Mora

salvame

Rafa Mora empezó su carrera televisiva en “Hombres, Mujeres y Viceversa”. Allí ejerció como tronista y pronto destacó por su chulería, un rasgo de lo más vendible en televisión, y su carácter deslenguado y atrevido. Con esas características, era difícil pensar que no fuese a hacer carrera en Telecinco, como efectivamente ha hecho. Desde sus comienzos televisivos sus compañeros y enemigos se burlaron de él llamándole analfabeto e ignorante por su falta de estudios y sus escasas habilidades lingüísticas.

Él mismo, con su carácter cínico y burlón, contribuyó a alimentar esa imagen. Fue muy difundida una foto que él mismo se hizo, seguramente a propósito, en la que aparece leyendo un libro…pero el libro está al revés. También aparecía posando con unas gruesas gafas de pasta, las típicas de empollón, lo que invita a pensar que no se trataba más que de una performance del personaje televisivo.

Pero Rafa Mora está madurando, parece, y quiere deshacerse de esa imagen tan poco favorable. Ya en 2018 contó en una entrevista que le “gustaría estudiar Periodismo”, y en eso está ahora el valenciano. También asegura que ahora lee al menos una hora todos los días. Pese a todo, hay cosas que no se borrarán nunca de la memoria de los espectadores. Como cuando le preguntarón quién había pintado “Las Meninas” y él respondió: “VanGog”.

Comentarios de Facebook