Quantcast

Smartwacht, Alexa… estos son los aparatos que te espían sin que lo sepas

Ahora todos los aparatos y dispositivos que nos rodean son inteligentes. El teléfono, el reloj, la casa, la nevera e incluso el robot que nos limpia. Y eso tienen muchas ventajas innegables, pero también sus inconvenientes. Uno de los grandes miedos del ciudadano del siglo XXI es ser espiado por las máquinas que tenemos en casa. Nos angustia solo pensar que nuestra nevera, por ejemplo, con su conexión a Internet, pueda ver y escuchar lo que decimos y luego difundirlo por las redes.

Aunque las empresas que fabrican estas máquinas niegan una y otra vez que eso sea posible, lo cierto es que no son raras las fugas y grietas de seguridad. Para un hacker, y no necesariamente uno de los más expertos, no es nada difícil acceder a cualquiera de esos dispositivos que pueblan nuestra casa para robar información y hacer luego con ella lo que mejor le parezca. Estos son los dispositivos y aparatos que pueden estar espiándote sin que te des cuenta.

Robot de Xiaomi

alexa

Uno de los aparatos más innovadores y que más éxito ha tenido los últimos años es el robot de Xiaomi para limpiar la casa. Se trata de un pequeño robot circular, como una especie de felpudo que se puede mover, que sirve para limpiarnos la casa. Limpia y aspira en pocos segundos, y lo único que tiene que hacer su dueño es programar las sesiones desde su teléfono móvil. Demasiado bueno para no tener ciertas contrapartidas. Un grupo de investigadores de la Universidad de Maryland se han puesto a investigar los puntos negros de esta tecnología.

Han descubierto que el robot en cuestión, además de facilitarnos mucho la vida a nosotros, también se la facilita a los hackers amigos de lo ajeno. Los científicos estadounidenses se han dado cuenta de que no es en absoluto complicado reprogramar el robot para que grabe las ondas de sonido que se emiten a su alrededor. Y esto pese a que ni siquiera tiene un micrófono en su interior. Pero con la ayuda de ciertos programas informáticos y de las señales láser que el robot emite, es fácil convertir esas ondas en un sonido perfectamente reconocible. 

Comentarios de Facebook