Quantcast

Cámaras deportivas baratas y de calidad: mejores opciones por menos de 50€

En la actualidad, el uso de las cámaras deportivas se ha extendido más de lo que podríamos haber imaginado cuando comenzaron a comercializarse. Llevar esta clase de dispositivos al salir a practicar algún deporte ya es algo habitual. Aunque también es común su uso al realizar algún viaje, pues consigue grabaciones que con tu smartphone no podrías.

Si estás pensando en comprar tu primera cámara deportiva para llevarla contigo a cualquier parte, pero sin tener que pagar un ojo de la cara por ella, y sin renunciar a una buena calidad, te hemos preparado una lista con la mejor relación calidad precio. Hace no mucho que tener esta clase de accesorios solo estaba al alcance de los bolsillos más pudientes, y ahora, cualquiera puede hacerse con una por menos de 50 euros. A continuación te contamos cuáles son las características imprescindibles que deben tener estas cámaras deportivas y los mejores modelos.

Características básicas en las cámaras deportivas

elegir camaras deportivas baratas

Para empezar, lo primero en lo que tenemos que fijarnos es en la resolución, ya que a día de hoy puedes contar con 4K a un precio razonable. Aunque el Full HD está bien, si puedes acceder a una mejor calidad, por qué perder la oportunidad. Los cuadros por segundos deben ser de 30 FPS, así que podrás verlos más tarde en las Smart TV de mayor calidad. Y si quieres saber de cuánto debería ser la resolución del sensor, esta debe tener un mínimo de 12 Mpx, aunque como recomendación, el mínimo debería ser de 16 megapíxeles.

El zoom es otro de los factores que deberías tener en cuenta, pues deberías hacerte con una cámara de 4X. Con esto tienes asegurado opciones de uso más avanzadas. El angular de las cámaras deportivas debería ser amplio, con un mínimo de 150 grados, y que su cámara lenta presente una resolución Full HD como mínimo.

Por supuesto, un factor que deberías tener muy en cuenta, es que la cámara sea resistente al agua. Esto se puede incluir de forma nativa, o en su defecto, proponer una carcasa estanca para añadir esta resistencia. Además, el modelo que elijas debería tener un soporte mínimo de cinco metros de inmersión, pero si buscas hacer una compra de calidad, mejor que el mínimo sea de quince metros, de forma que puedas hacer grabaciones y fotos bajo el mar en tus vacaciones.

Como detalle adicional para mejorar la experiencia del uso de este dispositivo, resulta interesante que las cámaras deportivas cuenten con una pantalla en su parte trasera. De esta forma podrás ver la configuración y modos de uso que pone a tu disposición.

Comentarios de Facebook