Compartir

Todo gran juego no llega exento de polémica y Control, lo nuevo de Remedy Games y distribuido por 505 Games no iba a ser la excepción. En este caso fue el doblaje al español lo que ha revolucionado las redes desde hace unas semanas pero por fin tenemos aquí el juego y podemos valorar si ese peculiar doblaje afecta a la nueva aventura de los creadores de Quantum Break, Alan Wake o Max Payne.

Encarnamos el papel de Jesse Faden, una mujer que llega a la Oficina Federal de Control, situada en la Casa Inmemorial, en busca de su hermano, desaparecido hace un tiempo. No hay más explicación. Allí nos recibe el peculiar bedel Ahti y nos invita a adentrarnos en esta aventura de misterio que se va explicando a medida que vamos avanzando en la historia. Rápidamente nos vamos a hacer con el primer arma, una pistola cuya munición se recarga sola y tendremos que luchar contra enemigos contaminados por Hiss, un virus paranormal que los ha corrompido y que amenaza con querer matarnos a nosotros también. A partir de aquí deberemos buscar a nuestro hermano Dylan avanzando purgando puntos de control y consiguiendo determinados objetos de poder que nos otorgarán poderes paranormales tales como telekinesia, posibilidad de hacernos un escudo con materiales que estén desperdigados, desplazamientos rápidos y otros dos poderes más que dejamos que los descubráis por vosotros mismos.

La historia sin duda es apasionante y a pesar de que al comienzo no entendamos con quién habla Jesse en pensamientos o qué es el FBC y estemos un poco perdidos, los desarrolladores han acertado a darnos las pistas concretas para ir desvelando los misterios a la vez que la protagonista. Los propios protagonistas dicen que en la Casa Inmemorial todo es privado y nadie sabe nada más que lo que debe saber.

Pero la historia potente se complementa con una jugabilidad genial que recuerda de gran manera a Quantum Break. Vamos a hartarnos de tiroteos en los que habrá que cubrirse manualmente. Deberemos utilizar inteligentemente todas las armas que podremos fabricar a partir de los elementos que nos vayan dejando los enemigos y saber combinar el arma de fuego con los ataques cuerpo a cuerpo y con las habilidades paranormales como el lanzamiento de objetos, la esquiva, etcétera.

Control tiene también su parte RPG ya que al ir completando misiones, tanto principales como secundarias, iremos adquiriendo experiencia y puntos de habilidades para ir mejorando a Jesse en todos los aspectos: Salud, poder, ataques cuerpo a cuerpo, poderes más potentes e incluso mejoras de poder para potenciarlos. De igual manera cada arma tiene unas ranuras que deberemos ir desbloqueando en los que se pueden poner añadidos tipo mejora de daño, daño al escudo, precisión. Y también esto se aplica a la propia Jesse a la que se le puede poner más salud, más regeneración, mejora de poderes, etcétera.

Control combina el frenetismo de los tiroteos contra gran cantidad de enemigos e incluso jefes y la exploración. Antes hemos dicho que tenemos nuestra disposición misiones principales y secundarias y solo se nos marcará en el mapa el lugar a donde ir, deberemos ir explorando y eliminando a todo lo que se nos ponga por delante, purificando puntos de control con los que podremos hacer viajes rápidos y encontrar la gran cantidad de coleccionables tanto texto como cintas y vídeos que complementan perfectamente y profundizan la parte narrativa.

Los mapas son amplísimos y vamos poder explorarlos libremente mientra hacemos las misiones. Al principio se muestran las pares en negro pero a medida que vamos descubriendo nuevas salas, se van añadiendo por su nombre al mapa. Un mapa que tan solo con un botón se activa, esto se puede hacer en vivo y sin perder más tiempo.

Aparte de las misiones principales y secundarias a veces aparecerán eventos por tiempo limitado en los que deberemos volver sobre nuestros pasos para aniquilar a unos enemigos y poner a salvo la zona infectada. Sin duda nos hacen tener que correr ya que solo están disponibles por 20 minutos y hay que sumar la tensión de que si se produce un fallo y nos matan, perderemos esa misión. Y por si esto fuera poco, también contamos con “contratos” en los que deberemos realizar unos objetivos para ganar bonus para las armas y para el personaje. Son opcionales pero nos aportan mejoras que a veces valen la pena.

Gráficamente Control luce espectacular y en algunos momentos mezcla acción real con los gráficos del juego. Está muy depurado, las caras están muy bien recreadas y realmente es de lo mejor que hemos podido ver en consola. La parte sonora es tema aparte. La banda sonora cumple y pasamos a la parte de doblaje en donde los actores hacen un trabajo bastante “peculiar”. Que al principio choca pero que uno se acaba acostumbrando. Bien es cierto que tiene partes no sincronizadas con los labios pero realmente no afea la parte jugable. Para los que no puedan soportar este doblaje, Control desde el comienzo permite poner las voces en inglés con subtítulos en español. Las voces en inglés están perfectamente sincronizadas con los personajes e incluso vocalizan lo que hablan en el idioma de Shakespeare. Así que si no os gusta el español, lo dejáis en inglés y no sucede nada. Eso sí, este proyecto ha apostado por el doblaje en español y al menos, viendo todos los juegos que nos llegan sin doblar, es algo que debemos poner en valor.

Remedy vuelve a la carga con otro buen juego. Control merece la pena por su historia, jugabilidad, exploración y tiroteos. Quizás viene con el halo polémico de un doblaje que podremos evitar si no nos gusta, pero realmente hay que darle la oportunidad porque es un producto que merece la pena y 505 Games ha hecho un gran esfuerzo por traérnoslo hasta nuestras consolas. Sin duda de esos juegos para un solo jugador que se disfruta de principio a fin y que engancha. Recomendado totalmente.